fbpx

Un cazador graba este increíble lance y fotografía a una becada mostrada por sus perros

Ezequiel Pérez, un experimentado cazador de becadas, nos muestra un increíble lance a una dama del bosque junto a su setter inglés.

El cazador dispara a la becada. © YouTube

Ezequiel Pérez es un apasionado asturiano de la caza de becadas con setter inglés, una modalidad que practica desde hace años y en la que ya se ha convertido en todo un experto. Asia de los tres diamantes es una de sus grandes perras, un animal con unas grandes cualidades para cazar becadas, y junto a ella protagonizó uno de los lances más apasionantes que hemos publicado en los últimos meses en Jara y Sedal.

«Era una mañana de enero, y las becadas de este mes ya son más complicadas porque llevan toda la temporada moviéndose por la zona», comienza explicando el cazador a esta redacción. Ezequiel recuerda que estaba en un cazadero de la parte alta del coto, en la que el movimiento de becadas «es importante», y llegando al final de éste, y sin que hubiesen encontrado ninguna, Asia de los tres diamantes, «como es una perra muy necia y muy cabezona», decidió bajar unos 300 metros por una ladera muy empinada.

En ese momento, al cazador le sonó el collar GPS y comprobó que la perra estaba, a unos 380 metros de distancia, de muestra: «Lo primero que pensé es que no quería bajar hasta abajo, porque luego debería darme otra pateada para volver a subir. Y rompió, volvió a ponerse… y volvió a bloquearse de nuevo». Por lo que le tocó bajar al cazador, a pesar de hacerlo con recelo.

«Llegué abajo y ahí fue cuando comencé a grabar, comprobando que la cosa se ponía seria, porque llevaba diez minutos puesta la perra, y ésta apuntaba hacia unas escobas», señala el cazador. Éste se abrió y se colocó: «Asia es una perra tremendamente inteligente, ella sabe que las becadas hay que tratarlas con mucho mimo, por lo que rompió, y la becada se le movió unos quince metros hacia la izquierda», detalla.

Cuando el cazador levantó la vista, vio la becada enfrente, a unos dos metros: «Me quedé estupefacto, saqué el móvil poco a poco y fue un lance increíble. Podría acudir de nuevo al sitio y no me confundiría nada si lo reviviese de nuevo», recuerda. Ezequiel publicó el vídeo en su canal de Youtube El Enigma del Bosque, en su cuenta de Instagram y también en Facebook.

YouTube video