fbpx

Caza un jabalí medalla de oro después de que su amigo lo fallase: «Nos entró como una bestia»

Este cazador ha conseguido abatir un descomunal jabalí durante un gancho en un coto alicantino. Su amigo, que ocupaba el puesto de al lado, lo falló en dos ocasiones.

Javier Fernandez-Caballero

El cazador Rafael Domenech Martos está de enhorabuena: tuvo la suerte de abatir, junto con un grupo de amigos con los que compartió batida, un descomunal jabalí medalla de oro «que entró como una bestia» al puesto, según ha relatado a Jara y Sedal.

«Todo ocurrió una mañana de noviembre con mucho frío en la que habíamos quedado en el pueblo de Torremanzanas, en la provincia de Alicante, para hacer un gancho entre amigos», comienza relatando el joven. «Íbamos a montear una mancha relativamente pequeña ya que éramos 15 puestos», añade.

Dos fallos de su amigo le permiten a Rafael intentar abatir al animal

El trofeo del jabalí. R. D.

«Yo llevaba a un amigo nuevo en todo este mundo y lo coloqué en el puesto que me solía poner yo todos los años, un puesto con muchas vistas y tiradero largo, y yo me coloqué en el siguiente, ambos cerrando la mancha», describe Domenech.

Los perros arrancaron desde su posición y empezaron a batir la zona. Los perros levantaron muy cerca a la enorme ‘bestia’ que, sin darse nadie cuenta, intentaba escurrirse de ellos y se metió en su territorio: «Mi amigo lo vio sorteando entre la maleza y disparó dos veces. Por desgracia para él y suerte para mí, no acertó en los disparos que a la vez hicieron que el animal cambiara el rumbo y se dirigiera hacia mi posición», relata aún emocionado el cazador.

Un disparo a 150 metros

Más imágenes del trofeo del jabalí, a la derecha. R. D.

Un disparo certero de codillo a unos 150 metros con su rifle Blaser R8 en calibre .300 Winchester Magnum y munición RWS KS hizo que el animal cayera sobre su propia sombra. Ya acabado el gancho, «fuimos en su busca, y al llegar al lugar, dado que la vegetación era muy espesa no dábamos con él». Por eso «fue mi amigo el que lo encontró, gritando ¡menuda bestia!». «Yo pensaba que sería una hembra de tamaño descomunal, pero no fue así: al llegar me di cuenta que acababa de abatir un precioso ejemplar con un trofeo espectacular», explica el cazador.

Al llevarlo al taxidermista le confirmó que se trataba de un jabalí con un trofeo medalla de oro.

La mejor historia de caza de esta temporada tiene un premio valorado en 1.700€ en Jara y Sedal

La mejor historia de caza de esta temporada tiene un premio valorado en 1.700€ en Jara y Sedal
Jara y Sedal y BBI organizan un concurso de historias de caza en el que podrás ganar este magnífico visor Burris Ballistic Laserscope III. © Burris

¿Has cazado algún animal destacable, curioso o piensas que el lance fue único? Pues Jara y Sedal y Beretta Benelli Ibérica pueden premiar tu historia gracias al concurso que comienza hoy.  Si tu historia es elegida, puede que ganes un magnífico visor de caza Burris Ballistic III 4-16×50 con telémetro y programa balístico integrado.

Para optar al premio solo tienes que enviarnos un email a info@revistajaraysedal.es, o un mensaje privado a cualquiera de nuestras redes sociales contándonos tu mejor historia de caza mayor, adjuntar las fotos de ese día y tu número de teléfono, además de seguir en Instagram el perfil de Jara y Sedal (@jaraysedal.es) y el de Beretta Benelli Iberica (@beretta_benelli_iberica). No tiene por qué ser el relato de un trofeo medallable, aunque se valorarán aquellos extraordinarios, curiosos o llamativos a los que les acompañe una buena historia. Aquí te contamos cómo participar.