fbpx

Así sacó un agricultor el coche de un joven que entró en sus tierras para hacer derrapes

El dueño del terreno ensarta y saca con su tractor el coche de un joven que entró en sus tierras para hacer derrapes.

A primera hora de la tarde de ayer, 7 de abril, un joven residente en la localidad francesa de Aix-les-Bains se colaba en una finca de un agricultor de la comuna de Montagnole para derrapar con su coche. El improvisado rally terminó con el turismo ensartado en el apero del vehículo agrícola en una imagen que se ha convertido en viral.

Según detalla el medio local Le Dauphiné Libéré, el joven se propuso hacer derrapes con su coche en un campo cerca de un centro ecuestre propiedad de un agricultor que acudió rápidamente al lugar con su tractor y un apero de recogida de heno. El hombre utilizó este último para atravesar el vehículo del joven e inmovilizarlo de inmediato.

El citado medio concluye su noticia advirtiendo que «el agricultor fue entrevistado al final del día por la brigada de gendarmería de Chambéry para explicar este gesto bastante peligroso».

Por su parte, el presidente de la asociación de agricultores FranceAgritwittos, Denis Beauchamp, compartió la imagen que acompaña a este noticia diciendo: «Es tentador, pero no hagas eso».

Otras severas reacciones de agricultores y ganaderos a los que invadieron sus tierras

La página de Facebook de Ruralmac.com difundía el pasado año un vídeo en el que se aprecia cómo un agricultor que encontró a una serie de personas en sus tierras abrió los difusores de la cuba que llevaba enganchada y comenzó a arrojar purines alrededor de ellos.

No es la única reacción de agricultores cabreados por el compartimentito de otras personas en sus tierras. En marzo de 2021, un agricultor embestía con su tractor el coche de dos animalistas que trataban de boicotear una cacería. El incidente ocurrió en Inglaterra. Meses después, en junio del mismo año, un grupo de jóvenes llegados desde la ciudad aparcaban su vehículo en el camino de entrada de una propiedad agrícola. Tras ello, los jóvenes se habrían enfrentado al granjero, provocando un monumental enfado. Como consecuencia, el hombre cogió una máquina telescópica de las empleadas para transportar y apilar la paja, se dirigió hacia el coche, y lo sacó de su propiedad hasta dejarlo ‘colocado’ en una pequeña carretera comarcal.

Por último recordamos cómo una veintena de vecinos de la localidad cántabra de Serdio protagonizaron un mes más tarde una dura protesta contra el derribo de un puente que dejaría a varias fincas ganaderas sin la vía de comunicación con la que contaban hasta ese momento. Uno de los manifestantes cargó contra los coches de la Guardia Civil con un gran dúmper.