fbpx

Así aprenden los cazadores a conservar la naturaleza desde niños

Dos jóvenes miembros de la Sociedad de Cazadores de Algodonales (Cádiz), construyen majanos para que los conejos puedan reproducirse.

El joven Fernando construye el majano para que los conejos puedan refugiarse y criar. © JyS y Shutterstock

El siguiente video muestra, como pocos, la verdad de la caza. Muchas personas se sorprenden al saber que los cazadores españoles son el colectivo que más trabajo y dinero invierte en conservar la naturaleza. Concretamente 287 millones de euros anuales, de los cuales se beneficia toda la biodiversidad. Pero ese amor por la naturaleza y el cuidado del medio ambiente no es fruto de la casualidad, sino de una cultura y una forma de vida que se transmite de padres a hijos, como el caso de los protagonistas que hoy traemos a Jara y Sedal. Fernando Romero Luna, es un joven de 15 años de edad, que durante estos días trabaja junto a su padre –que también se llama Fernando– y uno de sus amigos, ambos miembros de la Sociedad de Cazadores de Algodonales (Cádiz).

En esta zona, según narra Fernando Romero padre a esta revista, hace unos años que la mixomatosis y la neumonía hemorrágico vírica están haciendo estragos en las poblaciones de conejos del coto. «Todo eso hace que la especie esté pasando por un mal momento en este coto», por eso «tanto mi hijo como un amigo me plantearon la idea de hacer majanos para que los conejos pudiesen refugiarse, algo que me pareció brillante». De esta forma, los pequeños mamíferos pueden esconderse, además de tener refugio para criar y reproducirse e la zona, lo que beneficia a toda la fauna de la zona.

Así hicieron los majanos

Fernando Romero padre ayudó a los dos menores a trasladar las piedras al lugar y a colocar las varillas en el suelo para que pudiesen hacer las estructuras: «Desde ese momento, todo lo hicieron ellos: el cemento, la colocación de las piedras, la realización de agujeros en éstas… todo, absolutamente todo», explica el padre a este medio.

La Sociedad de Cazadores de Algodonales la componen aproximadamente unos 90 socios del municipio gaditano que también ayudan en la colocación de balsas de agua para que los animales se hidraten en la época estival y de alimento para que no estén desnutridos durante esta época tan dura.

Padre e hijo cazadores sacan 120 cubos de agua de un pozo para que la fauna pueda beber

cazador bebedero huelva

En los cotos de nuestro país, los cazadores son los principales responsables de mantener hidratados a los animales silvestres, sean cinegéticos o no. Una prueba de esa responsabilidad la han mostrado en los últimos días los cazadores onubenses Antonio Flores padre e hijo, que poseen un coto de caza menor en esta provincia andaluza y que han construido varias balsas a las que están debiendo subir el agua estos días no sin problemas. Así lo hacen.