fbpx

El aplaudido vídeo que muchos urbanitas no comprenderán: aún quedan niños que son felices viviendo en el mundo rural

La imagen de un niño que regresa a casa junto a su padre tras una jornada de caza con varias piezas colgadas es el perfecto ejemplo de una actividad respetada en el medio rural y cada vez más criticada por los urbanitas.

niño caza
El niño vuelva a casa tras la jornada de caza. © FAC

El 20 de marzo de 2022 se celebrará una gran movilización del sector cinegético en Madrid. Así lo acordaron, en la sede de la Real Federación Española de Caza (RFEC), todas las organizaciones de la nueva Oficina Nacional de la Caza (ONC) como respuesta a los últimos ataques del Gobierno. Entre las organizaciones que componen la ONC se incluye la Federación Andaluza de Caza, que hoy ha publicado un vídeo en su perfil oficial de Twitter animando a los cazadores a participar en ella.

«Es muy probable que un urbanita no lo comprenda, pero en nuestros pueblos aún quedan niños que son felices viviendo en el mundo rural», comentan en el citado tuit en el que muestran las imágenes de un niño que regresa junto a su padre a casa con varios conejos y perdices colgadas.

«Por todos ellos, por su futuro, el 20 de marzo nos manifestaremos en Madrid», defienden desde la FAC en el mensaje compartido en Twitter.

La manifestación de marzo en Madrid protestará contra aspectos como la nueva Ley de Protección y Derechos de los Animales, la prohibición de la caza de la tórtola, la prohibición del uso del plomo en munición sin otra alternativa viable, la prohibición de cazar en los Parques Nacionales, la inclusión del lobo en el listado de especies protegidas, la prohibición del silvestrismo, o la prohibición de la caza de la perdiz roja, agravios más que suficientes para que los cazadores se movilicen contra el Ejecutivo de Sánchez.

Este niño de 11 años graba un videoclip con una canción defendiendo el medio rural y la caza

Mario Márquez en el videoclip. © YouTube

Se llama Mario Márquez y el pasado mes de septiembre de 2020, con solo 11 años, protagonizó una de las sevillanas más emotivas que el mundo de la caza recuerda. La canción, titulada ‘El campo y la cacería’, trata en primera persona los recuerdos de un niño sobre su abuelo cazador y de cómo le inculcó la pasión por la caza y por diferentes modalidades como la montería, la caza de zorzales en puesto fijo o la perdiz con reclamo.