fbpx

Un dron pilla 'in fraganti' a una piara de jabalíes en una siembra

Gracias a este tipo de grabaciones, se pueden conseguir imágenes de jabalíes tan impresionantes como las captadas en este campo de cereal.

Los jabalíes protagonistas de la escena. © YouTube
Los jabalíes protagonistas de la escena. © YouTube

¿Cuantas veces te has encontrado las siembras de tu coto de caza completamente arrasadas? Seguro que en más de una ocasión te has planteado cómo es posible que una piara de cochinos destroce un cereal, tumbando el grano y mascando cada espiga hasta exprimirla por completo… Pues bien, gracias a las nuevas técnicas de grabación aéreas, este hombre ha sido capaz de pillar en plena acción a una piara de jabalíes. Y las imágenes son espectaculares.

En el vídeo, colgado en el canal de YouTube de ricard jou, se observa cómo el dron se acerca despacio hacia los limites de una siembra con el monte. Desde las alturas se pueden diferenciar los diferentes pasos que dibujan los jabalíes en sus correría en busca de alimento. A unos 20 metros del borde del bosque, una piara de jabalíes mordisquea el grano a plena luz del día. Están capitaneados por una hembra de gran tamaño que, con el pelo de verano, blanquea destacando en el escenario.

La jabalina detecta enseguida al objeto volador y se le queda mirando. Está confusa, nunca antes había visto un pájaro tan extraño y que emitiera semejante zumbido. Después de aguantar la mirada durante algunos segundos, la hembra de jabalí decide poner tierra de por medio y arrastrar tras de sí a toda su prole hasta lo más espeso del monte.

Si prestas atención, podrás comprobar como, en el primer tramo de vídeo, las espigas que rodean al jabalí están completamente tumbadas en un radio de metros a su alrededor. Es increíble comprobar de primera mano la capacidad de destrozo que presenta una piara de unos pocos individuos. Un ejemplo claro para solicitar un aguardo por daños a la cosecha y echa runa mano al agricultor a través de la caza.

Más jabalíes localizados a vista de pájaro

De todos es sabido que el jabalí es un animal de costumbres nocturnas. Generalmente el Sus scrofa descansa durante el día, escondido en lugares discretos donde es difícil de descubrir. Tanto es así que sus encames muchas veces se encuentran en los lugares más insospechados, como ya hemos comentado en algún otro artículo. Por este motivo, no es sencillo observarlos mientras duermen.

Muchas veces se encaman en lo más profundo del monte. Otras, por el contrario, deciden descansar en mitad de una siembra, rodeados por un mar de cereal que los hace indetectables. Al menos desde la tierra… Pero ‘cualquiera’ que sea capaz de volar podrá detectarlos con facilidad. Esto no es una cosa que les preocupe, puesto que sus problemas nunca vienen del cielo… sino que caminan por la tierra.

Por eso quizá la siguiente familia de jabalíes apenas se inmuta cuando un dron sobrevuela su encame. El vehículo aéreo es capaz de colocarse en la vertical de la piara y filmar incluso cómo una hembra de jabalí da de mamar a siete crías. Minutos después el propietario del dron lo eleva sobre la siembra para dejar tranquilos a los animales y regresa hasta el vehículo desde donde lo pilota, alejado cientos de metros del curioso «nido».