fbpx

El sector cinegético reacciona después de que el Congreso haya salvado la ley animalista: «es un despropósito»

Fundación Artemisan y Federación Andaluza de Caza y Real Federación Española de Caza han mostrado su descontento tras conocer la noticia.

Meritxell Batet, durante el pleno.
Meritxell Batet, durante el pleno. ©JyS
Publicado: 6 de octubre de 2022 / Actualizado el: 2022/10/06 - 16:04

Esta tarde han sido rechazadas las enmiendas a la totalidad presentadas al proyecto de Ley de Protección, Derechos y Bienestar de los Animales y al de modificación de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, en materia de maltrato animal presentadas por PP, VOX y PNV. En total, las enmiendas han recibido 157 votos a favor 179 en contra y 9 abstenciones, algo que imposibilita que prosperen y deja vía libre para que las polémicas leyes sigan su tramitación,

Las reacciones en el sector cinegético, que no ha participado en la elaboración de ninguno de los textos porque el Gobierno no lo ha tenido en cuenta, no se han hecho esperar. La Fundación Artemisan ha emitido un comunicado en el que califica esta noticia como «un despropósito» y denuncia «que una norma parta con la presentación de tres enmiendas a la totalidad es un signo claro de la evidente falta de consenso político». Además, ha hecho referencia al hecho de que 800 investigadores hayan mostrado su rechazo por el grave riesgo que supone para la biodiversidad «e incluso comunidades autónomas que han denunciado la invasión de competencias que contempla».

«Como han alertado numerosas voces, la norma genera una gran inseguridad jurídica, a lo que se suma que para su tramitación se haya optado por la vía urgente, procedimiento reservado a asuntos que, por su entidad, merezcan este tratamiento diferenciado, algo que no se cumple en esta ley y cuya única finalidad ha sido hurtar el necesario debate político y social en un ejemplo flagrante de falta de transparencia y buena fe», ha puntualizado Artemisan.

Diputados que desoyen a la ciencia

En este sentido, la Fundación lamenta «que los diputados que han votado en contra de las enmiendas hayan hecho oídos sordos al rechazo técnico, científico y social a la normativa y hayan desaprovechado la oportunidad de iniciar un nuevo proyecto consensuado y en el que todas las partes se sientan escuchadas».

En la misma línea se ha pronunciado la Federación Andaluza de Caza, que en nota de prensa ha valorado tanto el Partido Popular como VOX «hayan defendido la enmienda a la totalidad ante la falta de consenso». Además, ha recordado que el texto ha recibido más de 6.000 alegaciones y que cuenta con un informe en contra de la Comisión Nacional del Mercado y de la Competencia (CNMC) «y la oposición frontal de multitud de sectores del ámbito rural, entre ellos la caza, agricultura, ganadería o actividades vinculadas a la fauna».

«Desde la Federación Andaluza de Caza agradecemos públicamente el apoyo a la caza mostrado por Partido Popular, Vox y Partido Nacionalista Vasco presentado enmiendas para ‘tumbar’ un proyecto al que el sector cinegético se opone al acabar con la caza tal y como se entiende debido, básicamente, a que en su redacción únicamente han participado colectivos animalistas y anticaza», ha explicado.

La RFEC seguirá trabajando «para que no afecte a la caza»

La Real Federación Española de Caza (RFEC) ha sido la última en sumarse a las reacciones tras conocerse la noticia. La entidad que preside Manuel Gallardo ha asegurado que continuará trabajando «con todos los partidos políticos» para que la Ley de Derechos de los Animales no afecte al sector cinegético.

Tal y como ha dado a conocer en nota de prensa, la RFEC ha presentado una solicitud de comparecencia ante la Comisión de derechos Sociales y Políticas Integrales de la Discapacidad, organismo en el que continuará su tramitación, «para defender la necesidad de cambiar y mejorar un texto que no cuenta con el consenso social, científico, técnico y político, y que supone una amenaza directa para la viabilidad de la actividad cinegética».

Al igual que la FAC, la española también ha dado las gracias a PP, VOX y PNV por presentar sus enmiendas y por «escuchar las reivindicaciones del sector y tener en cuenta la importancia social, económica, cultural y medioambiental de la caza en nuestro país».

Igualmente, la entidad federativa ha pedido al PSOE que mantenga su compromiso de sacar adelante la enmienda parcial donde se excluyen de esta regulación los perros de caza, rehalas y animales auxiliares de la caza. Al mismo tiempo ha hecho un llamamiento a los distintos partidos para que sean sensibles y escuchen a todos los sectores afectados a través de un debate en sede parlamentaria, donde la entidad federativa llevará la voz de los cazadores de nuestro país para seguir defendiendo la necesidad de que la actividad cinegética quede excluida de esta Ley.