fbpx

Polonia también autoriza el uso de silenciadores para cazar

Javier Fernandez-Caballero

Las dos grandes novedades de la nueva ley de caza polaca son el uso de silenciadores para frenar la peste porcina africana y las duras penas incluso de prisión a las que se enfrentan los animalistas si intentan bloquear una jornada cinegética.

22/1/2020 | Redacción JyS

SILENCIADORES
Rifles equipados con silenciador. / Shutterstock

El Senado de Polonia aprobó el pasado 17 de enero el proyecto de una nueva ley de caza con dos pilares fundamentales: el uso de silenciadores en la caza para frenar la peste porcina africana y las duras penas incluso de prisión a las que se enfrentan los animalistas si intentan bloquear una jornada cinegética.

El uso legal de silenciadores agilizará el control de las poblaciones de jabalíes para evitar la dispersión de éstos, especialmente los que están afectados por la enfermedad. Por otro lado, este uso se ha justificado para que la caza de jabalíes en zonas periurbanas que están sobrepobladas sea menos gravosa para los vecinos.

El otro pilar en el que se basa esta nueva lay radica en que toda aquella persona que intente bloquear una jornada cinegética podrá ser condenada incluso a prisión, como ya contó Jara y Sedal el pasado 2 de enero.

Una ley «necesaria»

En declaraciones a la radio polaca RMF Władysław Kosiniak-Kamysz, líder del Partido Popular, ha dicho que «esta ley era necesaria, ya que los agricultores la estaban esperando. La PPA se extiende por todo el país, ha llegado a las provincias de Gran Polonia y Lubusz y cubre no solo la parte oriental de nuestra patria, sino también las provincias occidentales». La oposición, por su parte, critica la ambigüedad de algunos de los puntos de la nueva legislación.

En Portugal, Francia e Inglaterra también se permite el uso de silenciadores para cazar

Los cazadores y usuarios de Portugal pueden adquirir, desde el pasado 23 de septiembre, «moderadores de sonido» para sus armas. De esta manera, el país luso se sumó a la lista de estados europeos que autorizaban este tipo de accesorios para sus rifles. Este hito fue posible gracias a la modificación de la Ley 5/2006, de 23 de febrero, por la que se aprobó el régimen jurídico de las armas y sus municiones en Portugal. En su última actualización ha incluido los «moderadores de sonido acoplados al cañón de un arma de fuego que permiten eliminar hasta 50 decibelios del sonido del disparo» en su lista de accesorios autorizados.

Por su parte Francia publicó el 2 de enero de 2018 un decreto que modificaba el artículo 2 de la Orden que hasta ese día prohibía el uso de silenciadores para la caza en Francia. A partir de entonces su uso ha estado permitido, al igual que ya lo estaba en otros países como Inglaterra, gracias a la eliminación del texto que aparecía en el anterior decreto, en el cual se prohibía expresamente «el uso en armas de fuego de dispositivos silenciadores destinados a atenuar el ruido».