fbpx

Un perro de caza sigue el rastro de unos jabalíes sin darse cuenta de que lo estaban esperando

El can se lleva el susto de su vida cuando se mete encima de los jabalíes que lo atacan.

Hay veces en que tanto empeño o concentración le dedicamos a una cosa que nos enfrascamos en ello y no nos damos cuenta de lo que sucede a nuestro alrededor. A los animales también les pasa. Y si no que se lo pregunten al del siguiente vídeo que, centrado en seguir el rastro de una piara de jabalíes, no había advertido que lo estaban esperando.

El perro, nariz pegada al suelo y con trote cochinero, trata de seguir las emanaciones de los jabalíes. Avanza en zigzag sin desviarse de su objetivo, pero también sin advertir que se le avecina un buen susto. Cuatro cochinos han detenido su huida para revelarse y el can, sin darse cuenta, se mete encima de ellos.

A partir de ahí puedes imaginar lo que sucede. El perro, que se ve acorralado, sale corriendo a toda velocidad mientras los cochinos arremeten contra él a la vez que gruñen. El susto que se lleva el can es de órdago.

Las imágenes recuerdan a las de otro vídeo grabado por un hombre después de subirse a un árbol tras ser atacado por una piara de jabalíes.

El atónito paseante ve con impotencia cómo su perro de caza, un epagneul bretón, es perseguido por los cochinos. Aunque en primera instancia ni jabalíes ni perro hacen por enfrentarse, uno de los integrantes de la piara finalmente arremete contra el can y se defiende a colmillazos. Luego son los demás animales los que corren tras el perro para atacarle.