La última ocurrencia animalista: comer morcilla vegana hecha con sangre humana

Comparte con tus amigos










Enviar

Una reportera vegana de PlayGround hace un reportaje sobre un aragonés que cocina morcilla vegana hecha con su propia sangre. Una enfermera extrae sangre a ambos y, posteriormente, un cocinero la elabora… y se la comen. 

4/1/2019 | Redacción JyS

La primera foto muestra cómo extraen la sangre para hacer la morcilla que luego se comen, como la reportera en la segunda imagen. /YouTube

La última ocurrencia del veganismo es fabricar morcilla con sangre humana. Lo ha hecho un aragonés con el que se puso en contacto PlayGround, un medio con una marcada línea animalista que ha sacado a la luz esta controvertida forma de hacer este alimento a través de un vídeo. 

Al principio de la filmación se presenta la reportera: «Estoy aquí por una historia un poco rara», afirma. Hace unos meses, una chica se puso en contacto con el medio porque «estaba ligando con un chico que estaba cortando troncos con una motosierra y que tenía una idea un poco loca, que era hacer morcilla de verdad pero apta para veganos».

La reportera se confiesa también como vegana, «y como soy una persona con poca vergüenza y pocos escrúpulos estoy en medio de la nada porque vamos a hacer morcilla con mi propia sangre». Luego es el creador de la receta vegana el que salta a escena: se llama Raúl y es un joven de 30 años vecino de la localidad turolense de Alloza, que cuenta con unos 600 habitantes.

Durante el documental, una enfermera extrae una pequeña cantidad de sangre tanto a Raúl como a la reportera de PlayGround. Posteriormente, un cocinero elabora la morcilla, mezclando el resto de los ingredientes con sangre humana y embutiéndolos en piel artificial, para que el alimento sea totalmente apto para veganos.

Este es el vídeo de Play Ground que así lo muestra:

Otras «rocambolescas» ocurrencias veganas

Una vegana escala el Everest y muere en el intento. /Facebook

Jara y Sedal ha venido publicando en los últimos años otras «rocambolescas» ocurrencias veganas que a veces han terminado bien y otras, por desgracia, mal. Fue el caso de la vegana australiana Maria Strydom, que decidió escalar el Everest para demostrar que «los veganos podemos hacer cualquier cosa» y murió en el intento.

El veganismo también ha dejado situaciones más divertidas, como la del perro que ridiculizó a su dueña en televisión comiendo carne. La propietaria aseguró en un plató que su mascota se había decantado por una dieta vegana voluntariamente, sin que ella se lo impusiera, pero cuando le dieron a elegir… la dejó en ridículo. También jocosa es la parodia que explica qué sucedería si los que consumimos carne habláramos como los veganos.

Las consecuencias de una dieta vegana también las sufrió, en un ejemplo más, el lateral español del Arsenal Bellerín, que se volvió vegano y su rendimiento bajó. Este documental muestra, del mismo modo, las consecuencias de una dieta vegana.

También en sus propias carnes ha vivido el animalismo la presión de las redes, como cuando explotaron contra la youtuber que obligó a llevar una dieta vegana a un zorro. 

Otras «experiencias» veganas 

Muy comentada fue también la experiencia de tres exveganos arrepentidos entrevistados por la BBC, donde relataron los problemas que puede acarrear una dieta de este tipo. Una de las voces críticas contra el veganismo en los últimos tiempos ha sido la de Frank Cuesta, por lo que recibió cientos de insultos y amenazas de animalistas. Debido a ello, el presentador dedicó un demoledor vídeo a los radicales para responderles.

Como anécdota cabe destacar la sorpresa que se llevó un grupo de veganos mientras protestaban frente a un restaurante cuando el chef, cazador, cogió una pata de ciervo y la despiezó delante de ellos.

La última ocurrencia animalista: comer morcilla vegana hecha con sangre humana
3.1 (61.05%) 19 votos
Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here