fbpx

'Leoncio', el viejo mastín de doce años curtido en defender a su rebaño de los lobos

'Leoncio' es un viejo mastín de doce años curtido en cuidar de sus ovejas en la provincia de Zamora y que fue protagonista hace unos días en el canal de YouTube 'El Jiguero de Don Tineo'.

Leoncio mastín lobos
Leoncio. © YouTube

‘Leoncio’ es un viejo mastín que tiene ya doce años de edad y está en su retiro ‘dorado’ realizando su mejor labor: vigilar que nadie entre en el corral y, menos el lobo, que merodea todos los días por este apartado rincón del encinar en la provincia de Zamora. Este ejemplar de mastín ha sido protagonista en el canal de YouTube El Jiguero de Don Tineo, que da a conocer aspectos históricos y culturales de esta provincia castellana.

«Leoncio pasa la vida en su típico papel de perro mastín. Es tímido, desconfiado y huidizo. Veo la herida que le produjo Tigre -otro mastín del rebaño- hace dos meses en un descuido que sacó la pata por la puerta entreabierta. No le gusta que se asomen por aquí los intrusos, que no toquen la valla o la puerta, y saltará sobre el que lo haga haciendo honor a su nombre: Leoncio», describe el narrador del vídeo, estrenado el pasado 5 de enero y que ya acumula más de 15.000 reproducciones en YouTube.

«Esta vez, yo soy uno de ellos. Estoy advertido. Me demuestra su ferocidad, enseñando sus enormes caninos a la cámara. Se ha sellado la herida, la curación avanza», sigue describiendo el narrador de El Jiguero de Don Tineo. «A nosotros no nos gusta que los perros se peleen; en consecuencia, procuramos evitarlo atando brevemente a los mastines durante la maniobra de introducir las ovejas o sacarlas del corral», añade sobre su día a día mientras muestra al mastín comiéndose unas piezas de fruta.

«Después, durante la noche, Tigre y Bocanegra quedan sueltos controlando el perímetro. Como dice José Sánchez, tuvo que separarlos porque uno y otro no se hallaban, cosas propias del liderazgo y la territorialidad, cuando solo hay una hembra», concluye.

La vida de ‘Leoncio’, muy distinta a las pretensiones del anteproyecto de la Ley de Derechos Animales

La vida de ‘Leoncio’, en activo a sus doce años, confronta con las pretensiones del anteproyecto de la Ley de Derechos Animales. En este el Gobierno tiene por objetivo, entre otros asuntos, regular la situación de los animales con actividades profesionales y establece condiciones especiales para los canes, que tendrán que tener una edad mínima para empezar a trabajar y que deberán jubilarse cuando así lo decida un profesional. También tendrán que contar con horarios establecidos, lugares y medios de descanso en función de la actividad que desempeñen.