Hace unos días, Juan García-Gallardo, vicepresidente de la Junta de castilla y León, pedía que volviera «la cordura» en relación a los lobos y exigía al Gobierno de España una rebaja en la protección de esta especie, tal y como han planteado recientemente desde la Comisión Europea.

A estas declaraciones han respondido desde el departamento de comunicación de la Fundación Franz Weber, dirigido por el animalista radical Rubén Pérez Sueiras, conocido por sus comunicados sensacionalistas y carentes de rigor. En esta ocasión ha asegurado que «no existen casos de muerte» asociados a este carnívoro a lo largo de los últimos 100 años en España.

Noticia publicada por el desaparecido periódico La Noche, donde se informa del ataque del lobo a Manuel Suárez.
Noticia publicada por el desaparecido periódico La Noche, donde se informa del ataque del lobo al niño Manuel Suárez.

Muertes causadas por lobos en los últimos años

Bien, pues esa afirmación acerca de la ausencia de muertes de humanos causadas por los lobos es rotundamente falsa. No hace falta viajar mucho en el tiempo, concretamente hasta agosto de 2021, para recordar un artículo de este medio en el que dábamos a conocer varios casos que desmontan por completo la afirmación de los animalistas.

En Jara y Sedal, entonces, entrevistamos a Manuel Suárez, víctima de un ataque de lobo en Galicia cuando era un niño. El 21 de julio de 1958, con cinco años, se encontraba jugando en el bosque cerca de Vimianzo, un pequeño pueblo coruñés cerca de la Costa da Morte.

Una hembra de lobo que había parido recientemente les observaba desde la distancia. De repente, el animal comenzó a correr hacia donde él estaba junto con su amigo Alberto, Tal y como él mismo contó a este medio, finalmente fue uno de los pocos niños españoles que han sobrevivido al ataque de un lobo y sus 33 cicatrices son muestra de ello. En este vídeo puedes escuchar su testimonio.

Este es solo un ejemplo de otros episodios que se han vivido con hechos parecidos. Algunos, sin embargo, no tuvieron la misma suerte. Durante el verano de 1974, dos niños pequeños perdieron la vida en San Cibrao das Viñas, en Orense, después de sufrir el ataque de un lobo. Un caso que fue ampliamente cubierto por la prensa en aquella época y sobre el que se manifestó el propio Félix Rodríguez de la Fuente.

A día de hoy sigue siendo muy numerosa la bibliografía en la que encontramos referencia a decenas de ataques de lobo a humanos sucedidos hace menos de cien años en España. En su obra ‘Sobre el lobo, y su presencia en Galicia’, publicado en Cuadernos de Estudios Gallegos, Francisco de Paula Fernández de Córdoba, recopila hasta siete casos diferentes.

La loba de Rante, que mató a dos niños en 1974, tras ser cazada.
La loba de Rante, que mató a dos niños en 1974, tras ser cazada.

El animalismo radical de la Fundación Franz Weber

No es la primera vez que la Fundación Franz Weber protagoniza este tipo de afirmaciones sin fundamento para atacar a la caza. Recordemos cuando, el 26 de enero de 2018, Unidas Podemos llevaba al Congreso una proposición de ley para la modificación del Código Penal.

La coalición pidió elevar las penas por todo maltrato animal hasta los dos años y medio de prisión y que su protección se extendiera a la fauna salvaje, lo que en la práctica supondría abrir la puerta jurídicamente para acabar con la caza y la pesca.

Después de 10 meses y al no contar con el apoyo popular que necesitaban, un organismo aparentemente sin vinculación con el partido de Pablo Iglesias impulsó una recogida de firmas en la conocida plataforma change.org. Se trataba de la Fundación Franz Weber y su campaña fue, cuanto menos, curiosa.

En sus redes sociales colgaron imágenes desgarradoras que vendieron como forma de demostrar cómo es la caza en nuestro país. La indignación causada por tales fotografías llevó a más de 183.000 internautas firmar su propuesta en la plataforma online.

Finalmente esta propuesta fue aprobada el año pasado con los votos a favor de PSOE y Unidas Podemos.

Ataque reciente de un lobo a una niña de cuatro años en Italia

Por si aún no ha quedado evidenciada la peligrosidad de la falta de control de estos animales para la sociedad, hace unos meses, a principios de mayo, un lobo atacó a una niña italiana de cuatro años.


Manuel Suárez, el niño de cinco años que sobrevivió a un ataque de lobo en Galicia


Esto ocurrió en la playa de Vasto Marina, en la región italiana de los Abruzos. En torno a las 20:00 horas del 7 de mayo, los padres salieron a dar un paseo por la zona con la niña y su hermana cuando un cánido apareció de repente en el lugar donde la familia se encontraba.

Fue entonces cuando el lobo saltó sobre la niña de cuatro años y la atacó, mordiéndole la espalda. Después de conseguir librarse de él, el mismo animal atacó a otro niño que iba con su madre embarazada y su padre, a tan solo 50 metros de ellos.