fbpx

La ley animalista multará con entre 500 y 10.000€ a quienes tengan perro sin haber hecho un cursillo

De salir adelante la ley animalista planteada por el Gobierno los propietarios de perros tendrán que realizar un curso. Las multas aparejadas a un sanción leve como esta en caso de no hacerlo van desde los 500 a los 10.000 euros.

perro-curso
Un hombre junto a su perro. © Shutterstock
Autor: Edu Pompa
Publicado: 25 de octubre de 2022 / Actualizado el: 2022/10/25 - 14:04

Entre las polémicas medidas a las que obligará el nuevo texto de la ley animalista que pretende sacar adelante el Gobierno, se encuentra la de la obligatoriedad de realizar un curso de formación si tienes un perro. Sí, has leído bien, aunque hayas tenido canes en casa toda tu vida los impulsores de la polémica normativa, diseñada desde los postulados animalistas más radicales, han decidido que debes contar con una formación específica y acreditar que has hecho un curso para la correcta tenencia de perros.

Además, tú y tu can deberéis pasar un test que valorará vuestra aptitud y evaluará cómo os desenvolvéis en el ámbito social. ¡Ah! y no deberás olvidar contratar un seguro de responsabilidad civil. Son solo algunas de las premisas que recoge la nueva Ley de Bienestar Animal para no ser multado con hasta 10.000 euros.

¿Qué dice el artículo 30 del anteproyecto que obliga a contratar un seguro y realizar un curso para tener perro?

En concreto, el artículo 30 del Anteproyecto de la Ley de Bienestar Animal en el que se incluye la obligatoriedad de contratar un seguro y realizar un curso de capacitación para tener perros señala: «Las personas que opten a ser titulares de perros deberán acreditar la realización un curso de formación para la tenencia de perros que tendrá una validez indefinida». Además, «las personas titulares junto con sus perros deberán realizar un test para valorar su aptitud para desenvolverse en el ámbito social». Su contenido, tanto del curso como del test, «se determinará reglamentariamente», según se detalla en el mismo artículo.

En el mismo apartado del anteproyecto, en su punto 4, se determina que «en el caso de la tenencia de perros y durante toda la vida del animal, la persona titular deberá contratar y mantener en vigor un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros, que incluya en su cobertura a las personas responsables del animal, por un importe de cuantía suficiente para sufragar los posibles gastos derivados».

Hasta el momento este tipo de seguros no son obligatorios a nivel nacional, sólo se exige en Madrid y País Vasco. No obstante, de salir adelante la ley animalista impulsada por el Gobierno, la obligatoriedad de contratar un seguro de responsabilidad civil para perros se trasladará a todo el país.

No obstante, el último borrador del nuevo texto de la ley animalista detalla más adelante, en sus artículos 38 y 39, que para los perros de pastoreo y guarda del ganado, así como para los de caza, «no les serán de aplicación los apartados 1), 2) y 3) del artículo 30», por lo que cazadores y ganaderos no tendrían que realizar el curso de formación, sí el resto de ciudadanos españoles que pretendan tener un perro.

Multas de 500 a 10.000 euros

Un mastín, perro de trabajo que el actual proyecto de le ley animalista quiere considerar como una mascota urbana.
Un mastín, perro de trabajo que el actual proyecto de le ley animalista quiere considerar como una mascota urbana. © Shutterstock

Es en el artículo 81 del Anteproyecto de Ley de Protección, Derechos y Bienestar de los Animales donde se especifica que «se considerarán infracciones leves las conductas que, por acción u omisión, conlleven la inobservancia de las prohibiciones y obligaciones establecidas en esta Ley, siempre que no estén tipificadas como graves o muy graves», que no es el caso. Por lo tanto, en concreto la tenencia de un perro sin haber realizado el curso de formación correspondiente llevaría aparejada una multa de 500 a 10.000 euros de salir adelante la ley animalista planteada por el Gobierno.

El régimen sancionador de la polémica normativa establece otras llamativas prohibiciones con sanciones similares a lo expuesto anteriormente. Por poner claros ejemplos, citaremos la de ejercer la mendicidad con perros, el caso de que tu perra se quede preñada por accidente, dejar sin supervisar más de tres días a tus peces o bien la obligatoriedad para los ganaderos de geolocalizar a sus perros con collares GPS.

Síguenos en