Las siguientes filmaciones tienen algo en común: tras un apasionado lance sus protagonistas se giran frente a la cámara y no pueden contener la emoción. Los hay que balbucean, otros tiemblas y otros reaccionan rompiendo a llorar.

En cualquier caso lo que está claro es que la caza levanta pasiones y que cuando “te pica el gusanillo” ya no hay vuelta atrás. Compartimos tres de las filmaciones más emocionantes de los últimos años a continuación.

https://revistajaraysedal.es//nino-muestra-perro-caza/