Cuando hablamos de una cierva y, en concreto, de su pelaje, lo normal es encontrarse con ejemplares algo más rojizos durante la primavera y el verano, y un poco más grisáceos en los meses de otoño e invierno. Sin embargo, el caso que vamos a conocer a continuación es la excepción a la regla.

En lo que respecta a sus rasgos, estos animales se caracterizan por su pelo corto con tonos más claro en las zonas de los glúteos y del vientre. Las hembras, por su parte, presentan un tamaño más pequeño que el de los machos.

Se trata una conocida especie cinegética que suele ser objeto de las jornadas de los cazadores españoles. En cambio, Juan Francisco Torres decidió indultar a este característico ejemplar.

Un episodio memorable

Juan Francisco es natural de San Miguel de Valero, un municipio de la provincia de Salamanca. Fue allí donde, mientras se encontraba participando en una montería, le sorprendió este asombroso animal cuya imagen, sin duda, le costará sacarse de la memoria.

Tal y como él mismo ha contado al equipo de Jara y Sedal, tal escena tuvo lugar el pasado 30 de diciembre. «Primero me apareció la madre y después la cría», ha recordado el cazador en cuanto a los primeros momentos de esa instantánea.


Graban a un increíble ciervo con el pelaje completamente blanco en Doñana


De repente, en medio del paraje natural en el que se encontraba, una llamativa cierva se dejó ver entre los matorrales. Su pelaje era completamente blanco y, según palabras del propio cazador, «es una de las cosas más bonitas que ver en el monte».

Asimismo, Juan Francisco ha matizado que ambos animales, tanto la madre como la cría, siguen vivas. «No se efectuó el disparo porque es una pena matar a una cierva así», ha concluido.