fbpx

Un nido de perdiz roja arrasado: «Estas son las consecuencias de segar en verde»

Un guarda rural graba un nido de perdiz destrozado tras el paso de una segadora y lleva los huevos a una incubadora para salvarlos.

Encuentra una perdiz muerta en su nido tras el paso de una segadora y lleva los huevos a una incubadora
Encuentra una perdiz muerta en su nido tras el paso de una segadora y lleva los huevos a una incubadora

Las siembras son un refugio fundamental para perdices y codornices durante la primavera, su época de cría, pero si se cosecha demasiado temprano -una práctica cada vez más habitual en los últimos años en la llamada ‘cosecha en verde’- los nidos pueden ser arrollados por las cuchillas y las polladas que ya estén nacidas pueden quedar expuestas a los depredadores como las cigüeñas.

El primero de los mencionados casos es el que muestra el siguiente vídeo, grabado por el joven guarda rural toledano David Díaz-Guerra, el cual muestra a un nido de perdiz (Alectoris rufa) arrollado por una segadora que estaba cosechando un campo en verde. Díaz-Guerra filmó la escena minutos después de que el agricultor atropellase involuntariamente con su tractor y su segadora a una patirroja que incubaba sus huevos.

Así se dio cuenta este guarda rural que había perdices en peligro: «Vi varias plumas volando a lo lejos y me temí lo peor»

En la mañana del sábado día 21 de mayo, en una de las rutinarias tareas de vigilancia como guarda rural en el coto de esta provincia castellano manchega, Díaz-Guerra observó a este tractor segando en verde para forraje. Se quedó un rato observándolo y finalmente decidió acercarse a los 10 minutos de haber pasado.

«Vi cómo de uno de los cordones de hierba que la máquina iba dejando se movieron con una pequeña brisa varias plumas y me acerqué a ver qué podía ser, temiéndome lo peor. Y efectivamente, así fue… era una perdiz muerta acompañada de sus huevos, a los que le faltaban pocos días para eclosionar», expone el guarda del coto a la redacción de Jara y Sedal.

El ejemplar de perdiz «era un macho que seguramente estaba sustituyendo a la hembra que habría a salido a comer y, por suerte, fue ella la que se libró del fatal accidente», sigue describiendo el joven, que no criminaliza al agricultor, ya que fue solamente un accidente y «gracias a ellos puede llegar comida a nuestras mesas», pone en valor en palabras a este medio.

Los huevos que se salvaron ya están en una incubadora

«Rápidamente recogí los pocos huevos que se habían salvado y llamé a mi jefe, que los introdujo en una incubadora que tiene para situaciones como estas, y pronto tendremos a los pequeños creciendo para su posterior puesta en libertad», sigue explicando Díaz-Guerra.

En este caso fue una perdiz y sus huevos, «pero más habitual aún son los casos de muerte de gazapos de liebre a pesar de la mala situación que están pasando por la mixomatosis», expone sobre el problema de la siega en verde. ¿Qué solución se puede tomar ante este problema? Por ejemplo, cosechar más tarde para facilitar la cría de especies que pueden anidar en siembras.