fbpx

Un furtivo forcejea con el Guardia Civil que lo atrapó mientras su compañero huye

Los dos sospechosos habrían abatido una hembra de jabalí y robado en una finca sevillana, pero un Guardia Civil los 'cazó' a la carrera.

furtivos

La Guardia Civil ha abierto una investigación en Cazalla de la Sierra (Sevilla) para localizar a dos furtivos por su presunta implicación en delitos contra la flora y fauna, robo, resistencia y desobediencia.

Según un comunicado difundido este martes por el Instituto Armado, los hechos sucedieron de madrugada cuando personal de vigilancia y guardería de la finca Dehesa las Umbrías, en el término municipal de Cazalla de la Sierra, alertó a la Guardia Civil de que posibles furtivos habían disparado contra algún animal y que todavía podrían encontrarse en su interior.

Se estableció inmediatamente un dispositivo de búsqueda por la finca en el que participaron agentes de la Guardia Civil apoyados por los guardas de la misma, lo que permitió localizar a dos cazadores furtivos caminando por uno de sus senderos.

Así fue el forcejeo del furtivo con el agente

Al verse sorprendidos y tras escuchar el alto, emprendieron la huida, pero uno de los agentes logró alcanzarlos y retener a uno de ellos tras un forcejeo, mientras que el otro cazador furtivo logró huir monte a través, aunque fue posteriormente identificado.

Al furtivo interceptado se le intervinieron objetos pertenecientes a la propia finca y que acababan de robar, así como una funda de visor con accesorios del mismo, bolsas de basura que podrían servir para meter la carne, navaja, cuchillo, una mochila de grandes dimensiones y un afilador. Por su parte, al furtivo huido se le cayó en el lugar del forcejeo munición del calibre .243 Winchester.

En la en la zona de la finca donde se escuchó el disparo fue localizada una hembra de jabalí recién abatida y se logró obtener del sistema de seguridad de la finca la imagen de ambos furtivos.

La Guardia Civil ha instruido las diligencias oportunas por la comisión de un delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos, otro de resistencia y desobediencia a agentes de la autoridad y otro de robo con fuerza en las cosas.

Las diligencias han sido remitidas al Juzgado de 1º Instancia e Instrucción número 1 de Cazalla de la Sierra, trasladándose copia de las mismas a la Fiscalía de Medio Ambiente de Sevilla.