fbpx

Una niña de 9 años ayuda a buscar a un perro de rehala y enamora a los cazadores

Esta niña malagueña de sólo 9 años ayudó a su padre rehalero a buscar un perro perdido tocando el cuerno. Su madre habla con Jara y Sedal sobre su gran pasión por la caza.

Javier Fernandez-Caballero

Su nombre es Rocío Carrillo Barroso, tiene 9 años de edad, es de la localidad malagueña de Cortes de la Frontera y hace unos días su imagen tocando el cuerno en el monte enamoró a miles de cazadores. Ahora, Jara y Sedal se ha acercado a la historia que hay detrás de esta bella grabación que su madre, Zulema Barroso Romero, ha enviado a nuestra redacción.

«Rocío, a la que nosotros llamamos cariñosamente Chete, lleva en la sangre el amor por el mundo cinegético. Desde muy pequeña le hemos inculcado los enormes valores que atesora la caza y ella los ha sabido absorber muy bien», pone en valor su progenitora en declaraciones a este medio.

«El padre tiene una rehala que se llama Rehala Miguelito, con unos setenta perros entre podencos y campaneros. El día anterior había ido de montería a la localidad de Gaucín y se le había quedado un perro perdido allí, por eso fuimos a buscarlo», comienza explicando Zulema.

«A Rocío le encantan la caza desde muy pequeña y aquel día vio el cuerno y se puso a tocarlo», tal y como se puede observar en el vídeo que compartimos a continuación.

Este niño de 20 meses que toca la caracola para llamar a sus perros de caza arrasa en las redes

Este niño de 20 meses que toca la caracola para llamar a sus perros de caza arrasa en las redes
El niño rehalero, tocando la caracola para llamar a sus perros de caza. © A.R.

El siguiente vídeo también ha emocionado a miles de cazadores durante las últimas semanas. Ocurrió durante una montería en abierto de jabalí y ciervo celebrada en las cercanías de la localidad de Jaraicejo, en la provincia de Cáceres. Lo protagoniza el pequeño Manuel, un niño de 20 meses de edad que maneja con una impactante facilidad la caracola, el instrumento que se usa para anunciar el final de una montería por parte del rehalero. Te lo mostramos aquí.