Se dispone a probar esta escopeta y… ¡le explota en la cara!

Comparte con tus amigos










Enviar

Mucho cuidado cuando tu arma no suene o funcione como habitualmente y sobre todo ¡asegúrate que el cañón no está obstruido! No se te ocurra seguir disparando o puede que te suceda lo siguiente.

Valora este artículo
Comparte con tus amigos










Enviar

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here