Se dispone a probar esta escopeta y… ¡le explota en la cara!

¿Lo compartes?

Mucho cuidado cuando tu arma no suene o funcione como habitualmente y sobre todo ¡asegúrate que el cañón no está obstruido! No se te ocurra seguir disparando o puede que te suceda lo siguiente.

Se dispone a probar esta escopeta y… ¡le explota en la cara!
Valora este artículo

¿Lo compartes?

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *