fbpx

Caza dos jabalíes de un sólo disparo y ¡uno de ellos es enorme!

A este joven no le había dado tiempo a colocarse en el puesto cuando le entró una piara de siete jabalíes. Se fijó en uno de ellos, que era todo un monstruo, y aunque solo había podido meter en el rifle una bala, ¡disparó y cazó dos!

26/2/2020 | Redacción JyS

jabalí
A la derecha, el cazador con el tremendo animal; a la izquierda, con varias jabalinas, una de ellas la que abatió del mismo disparo que el macho. / JyS

El cazador cordobés José Antonio Jiménez abatió hace unas semanas, durante una montería en la provincia de Cuenca un tremendo jabalí que ha arrojado 110’15 puntos -medalla de oro- en la primera medición realizada por el taxidermista. Aunque lo más sorprendente de su captura fue que en el mismo disparo se hizo también con una jabalina. Jiménez ha narrado a Jara y Sedal cómo se desarrolló el lance.

Tras el sorteo, «no tenía muy buena pinta la esquina de la mancha en la que me había tocado», comienza relatando el cazador, que aún así nunca perdió la esperanza de que sería un gran día de caza. «Nos dirigimos hacia el puesto y teníamos que dejar el coche a unos 500 metros de la postura» –sigue relatando-. «En cuanto llegué y empecé a sacar el rifle, vi una piara de siete jabalíes corriendo por el testero de enfrente, por lo que me apresuré a cargar el arma», relata.

jabalíes
Más imágenes del gran jabalí. / JyS

«Nervioso perdido, metí solo una bala en la recamara, apunté y vi que había un gran macho». «Sabía que era grande, que tendría un gran trofeo. Disparé y… ¡fue la cochina la que cayó! No me lo podía creer. Había fallado uno de los jabalíes de mi vida…», comenta con frustración el joven sobre aquel momento.

A los 40 minutos entró el orgánico con las rehalas por detrás del cazador, «lo llamé, se acercó al puesto y le comenté lo ocurrido», sigue describiendo Jiménez. «Me dijo que cogiese el arroyo abajo y mirase, porque podría ser que la bala hubiese atravesado al animal, «ya que disparo con un 9’3×62 con punta dura… y así sería».

Su padre le acompañaba y, al finalizar la montería, fue a la zona a revisar si era verdad lo que el orgánico estaba comentando: «Efectivamente. No salíamos de nuestro asombro. A unos 200 metros de la cochina, yacía el enorme jabalí. Del único disparo que había realizado ¡abatí dos animales!, y uno de ellos este jabalí, que es sin duda ¡el de mi vida!», sigue exclamando Jiménez.

Cuando se acercó, el joven comprobó que el disparo a este tremendo animal había impactado en el codillo: «Lo que impresionaba de verdad eran sus tremendas navajas. Tenía 11 y 10 centímetros fuera y una anchura de 2’1 centímetros», concluye.

Compra «las balas más baratas que había» y caza con su escopeta este soberbio jabalí

jabalí
Michael con el extraordinario jabalí y la tabla del trofeo.

El joven cazador catalán Michael Nevot, natural de la localidad de San Carles de la Rápita, provincia de Tarragona, cazó un tremendo cochinazo el día de su cumpleaños. Además lo hizo con escopeta y «con las balas más baratas que vi en Decathlon» la tienda en la que las compró. El cazador ha narrado a Jara y Sedal todos los detalles de esta jornada cinegética que no olvidará jamás. Te lo contamos aquí.

Deja una respuesta