fbpx

Cuatro calibres con los que pocos cazadores se atreven a disparar

Javier Fernandez-Caballero

Hay que ser muy valiente para atreverse a disparar algunas de estas armas capaces de romper la clavícula a más de uno. Aunque siempre hay gente dispuesta a apretar el gatillo…

15/10/2019 | Redacción JyS

calibres
Los cuatro calibres que se muestran en los siguientes vídeos. / YouTube

No son calibres habituales en la caza europea, aunque alguno de ellos, como el .500 Nitro Express, sí que son utilizados en safaris en África donde algunas de las especies exigen grandes cartuchos para ser abatidas.

En los siguientes vídeos podrás ver los efectos de accionar el gatillo en estos rifles. Tú y tu hombro seguro que recordaréis haber tenido una experiencia con ellos. Si quieres mantener todos los empastes en su sitio no pruebes uno de estos…

.458 Winchester Magnum

El .458 Winchester Magnum fue diseñado en 1956 para mejorar el rendimiento del .450 Nitro Express y el .470 Nitro Express que se habían convertido en el pilar de los aficionados a la caza peligrosa en África. Este calibre es capaz de lanzar una bala de 510 grains a 655 m/s. Puedes hacerte una idea de su contundencia en el siguiente vídeo:

.600 Overkill vs .500 Nitro Express

El .600 Overkill es un cartucho americano que fue diseñado con el propósito de disparar la bala más grande que podía caber en el rifle CZ-550. Con este calibre se pueden lanzar balas de 900 grains a más 730 m/s. El .500 Nitro Express lanza por su parte proyectiles de 570 grains a 640m/s en boca y también fue diseñado para cazar animales grandes y peligrosos en África e India. Mira en el siguiente vídeo sus diferencias:

.700 Nitro Express

Este cartucho de rifle fabricado por Holland & Holland en Londres, es capaz de lanzar una bala ¡de más de 1000 grains a 792 m/s! Poco más se puede decir, mira cómo empuja:

.950 JDJ: tu hombro lo recordará

El .950 JDJ es quizá el calibre más bestia jamás creado. Solo te diremos dos cosas: ¡lanza balas de 3600 grains a 670 metros por segundo! Atento a la salvajada:

Deja una respuesta