fbpx

Los cazadores de Tarragona y Lérida ratifican la huelga de 'escopetas caídas': no cazarán hasta nuevo aviso

Los cazadores califican de «inadmisible» la nueva imposición en la resolución de vedas del punto 8.3, que les obliga a notificar las cacerías colectivas «de una forma compleja y nada adaptada a las necesidades de sus federados».

huelga-cazadores
© Israel Hernández

Los aficionados a la actividad cinegética de Tarragona han ratificado su apoyo a la huelga de cazadores de Cataluña y no empezarán la temporada de caza mayor hasta nueva comunicación. Así lo han puesto de manifiesto los 55 máximos representantes de las collas de la región a sus delegados distritales. El próximo sábado 3 de septiembre se ratificará el acuerdo para todos los asistentes, tal y como ha informado la Federación Catalana de Caza Territorial de Tarragona.

Fue el pasado mes de julio cuando la Federación Catalana de Caza y sus cinco representaciones territoriales recomendaron no iniciar la temporada de caza mayor hasta que el Departamento de Acción Climática de la Generalitat atendiese las peticiones del colectivo de cazadores de Cataluña. La primera en hacerlo fue la Territorial de Girona.

Entonces, los cazadores calificaron de «inadmisible» la nueva imposición en la resolución de vedas del punto 8.3. Concretamente este obligará, a partir del próximo 4 de septiembre -este domingo-, a notificar las cacerías colectivas «de una forma compleja y nada adaptada a las necesidades de sus federados».

Como explicábamos el pasado mes de mayo en Jara y Sedal, las medidas que obliga la Generalitat son efectivas siempre y cuando vaya acompañado de otras medidas de seguridad, como prohibir el acceso a los viandantes a los lugares en los que se celebran batidas para salvaguardar la seguridad total, algo que los cazadores de Lérida denuncian. Estos puntos ya los tiene impugnados ante la justicia la Federación catalana.

Los cazadores de Lérida también se sumaron a la huelga esta semana

Otra imagen de los cazadores de Lérida. © FCL

Por otro lado, los cazadores de Lérida también se sumaron a esta huelga esta semana tras una reunión similar a la de Tarragona. Este es el mensaje con el que los cazadores de esta provincia comunican que han acordado no iniciar la temporada:

Los cazadores de la provincia de Lleida se reúnen el martes día 30 de agosto de 2022 en Oliana, convocados por la Representación Territorial en Lleida de la Federación Catalana de Caza, para debatir sobre los ataques e imposiciones, desde los últimos años, pero en especial el punto 8.3. del orden de vedas 2022/2023. Acordamos, por mayoría a mano alzada, no empezar la práctica cinegética de caza mayor a partir del día 4 de septiembre hasta que la administración escuche nuestras peticiones. Además, si no se llega a un acuerdo y rectifican el punto 8.3., el día 9 de octubre no empezaremos a practicar todas las modalidades. Incluyendo la caza por daños y los eventos‘.