fbpx

Piden declarar la emergencia cinegética por jabalí en Girona, donde los cazadores están en huelga

La Unió de Pagesos ha solicitado que se controlen los jabalíes de las comarcas gerundenses que superan el umbral de 8 jabalíes por kilómetro cuadrado.

jabalies-corriendo
Jabalíes corriendo en foto de archivo. © Shutterstock

El sindicato Unió de Pagesos ha reclamado la declaración de emergencia cinegética a la directora de los Servicios Territoriales de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural de Girona en las zonas críticas de las comarcas gerundenses que superan el umbral de 8 jabalíes por kilómetro cuadrado y que sufren daños reiterados, como establece la Resolución de vedas 2022-2023, de acuerdo con el Plan Estratégico para el Control de Daños del Jabalí en Cataluña, presentado por el Gobierno el 4 de marzo de 2022.

En distintas reuniones mantenidas con responsables del Departamento, éstos explicaron que el Plan prevé la declaración de la emergencia cinegética en zonas críticas, que establecerán los Servicios Territoriales, como una de las medidas para hacer frente a los daños agrícolas. Con este objetivo se modificó la regulación de la emergencia en la Resolución de vedas de la temporada 2022-2023, y se estableció que debe declararse en las zonas que superen los umbrales de abundancia -de 8 jabalíes/km2 y 50 conejos km2 – y que, además, se produzcan daños reiterados en el tiempo a la agricultura o la ganadería y en una misma zona, o que puedan afectar de forma sostenida a la seguridad de las personas.

Unió de Pagesos considera que desde marzo, la Administración ha tenido tiempo suficiente para tramitar la declaración de la emergencia cinegética, medida necesaria en las zonas más críticas de Girona y de la Plana de Lleida, en esta última debido a los daños de conejo. Esta demanda también se trasladó a la última Mesa de cogestión del conejo de la veguería de Lleida el 15 de julio.

El sindicato, ante la situación de sobrepoblación de jabalí, pide la aplicación de todas las medidas disponibles para reducir su densidad y que éstas se puedan aplicar de forma preventiva. Recuerdan además que hasta la cosecha de cereal la Administración aprobó pocas autorizaciones extraordinarias al campesinado para proteger los cultivos y, una vez terminada la campaña, habría negada muchas peticiones de autorizaciones alegando que ahora los jabalíes ya no los hacen estropear. «Esta respuesta de la Administración demuestra desconocimiento de una grave problemática que lleva más de 25 años en tierras gerundenses», aseguran.

Unió de Pagesos entiende que con los campos rastrojeros, o aún con el rastrojo, es cuando es más seguro poder hacer el control de estos animales, y supondría un gran trabajo de prevención de cara a la siembra que se llevará a cabo dentro de pocas semanas. Por eso, considera que el Departamento de Acción Climática debería actuar con celeridad para autorizar medidas para prevenir los daños de los jabalíes a la agricultura y no excusarse en disputas internas que, en última instancia, acaban afectando a la viabilidad económica de las explotaciones agrarias.

A modo de ejemplo, el sindicato tiene constancia de que en una sola finca de 8,8 hectáreas en Calonge, el cultivador de la finca ha capturado, con autorizaciones extraordinarias, 76 jabalíes desde mediados de junio hasta la primera semana de agosto. Este hecho demuestra la cantidad ingente de jabalíes en las comarcas de Girona, y sobre todo en la zona de las Gavarres.

Los cazadores de esta provincia, en huelga

girona
Los cazadores en la votación. © J. B.

En este sentido hay que recordar que más de cien presidentes de sociedades de cazadores y jefes de colla de la provincia de Girona se reunieron el pasado viernes 5 de agosto en una cita convocada por la federación territorial de caza en esta provincia y acordaron que no comenzarían las batidas el próximo mes de septiembre.

El descontento con el Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural de esta comunidad autónoma por distintas medidas impuestas a los cazadores es lo que ha llevado a éstos a tomar la decisión final hasta que nos se flexibilicen distintas normativas.

En concreto, critican la dificultad de llevar a cabo varias novedades de la Orden de Vedas en esta comunidad autónoma. Entre ellas se encuentra lo estipulado en el punto 8.3. que determina la obligatoriedad a las sociedades de cazadores de notificar las batidas de jabalí con antelación. Hasta ahora, podían cazar sin tener que enviar previamente a la Administración no solo la fecha de realización, sino también las coordenadas del centro de la batida por motivos de seguridad.