fbpx

Los cazadores plantan cara al Gobierno de Polonia y se niegan a disparar a jabalinas preñadas: «nuestra ética lo impide»

Javier Fernandez-Caballero

Los cazadores polacos defienden su «papel de guardianes de la naturaleza de una manera seria y profesional», y por eso no entra entre sus planes abatir hembras de jabalí preñadas para reducir la propagación de la PPA, tal y como plantea el Gobierno.

5/1/2020 | Redacción JyS

jabalina con rayones
Jabalina con rayones. /Shutterstock

Los cazadores polacos se han posicionado frente al Gobierno en su plan para frenar la peste porcina africana (PPA) y se han negado a disparar a jabalinas preñadas. Así lo ha hecho público el Consejo Supremo de Caza y la Junta Principal de la Asociación Polaca de Caza, expresando su «fuerte desaprobación» de reducir el jabalí disparando a las hembras en época de gestación. En una carta firmada por el presidente del Consejo Supremo de Caza, Rafał Malec, explican que los cazadores defienden su «papel de guardianes de la naturaleza de una manera seria y profesional».

«Los jabalíes son una especie de gran importancia para mantener el equilibrio en los ecosistemas forestales. Los cazadores polacos entendemos la necesidad de una reducción óptima de la población de jabalíes en zonas designadas para evitar la propagación del peligroso virus de la peste porcina africana y la Asociación de Caza Polaca está a disposición de los ministerios de Agricultura, Medio ambiente, Servicios veterinarios y Círculos científicos para elaborar un plan de acción en este campo», pero no valoran la posibilidad de abatir hembras preñadas, según dice la carta.

La misma asociación cinegética polaca explica que desde el 1 de agosto de 2017, fecha en que se modificó la ley de caza para prevenir la PPA, se pueden abatir hembras, pero que no lo están haciendo desde entonces ni lo harán bajo ningún tipo de llamamiento oficial «porque la ética de un cazador lo impide», explican desde el colectivo.

En Polonia, en la temporada de caza 2014/2015 se cazaron 260.000 jabalíes; 310.000 en la de 2015/2016; 282.000 en la de 2017/2018 y 308.000 en la pasada, teniendo para ésta unas perspectivas de cazar más de 185.000 ejemplares, por lo que se pone de manifiesto que actualmente la población de jabalíes se reduce significativamente, lo que ayuda a frenar la propagación de la enfermedad.

Polonia también castigará con hasta tres años de cárcel a quien boicotee una cacería

Imagen de animalistas boicoteando un campeonato de zorro en Galicia.

Los animalistas que boicoteen una cacería en Polonia se enfrentarán a partir de ahora a penas de hasta tres años de prisión. Esa será una de las medidas estrella de una nueva legislación que será puesta en marcha por el Parlamento polaco con el objetivo de facilitar la actividad cinegética libre, entre otros objetivos, para frenar la propagación de la peste porcina africana en el país. Te lo contamos aquí.

Deja una respuesta