fbpx

Un cazador salva una corza que había caído a un canal y la cura en su casa

Javier Fernandez-Caballero

El joven Miguel Huerta rescató a una corza que estaba a punto de morir ahogada en un canal. Llamó a la Guardia Civil pero le dijeron que no podían hacerse cargo de ella ya que se trataba de un animal que no estaba protegido, por lo que decidió llevársela a su casa y curarla. Cuando se recupere la dejará de nuevo en libertad.

29/7/2019 | Redacción JyS

Huerta, tras rescatar a la corza. / M.H.

El cazador conquense Miguel Huerta –de 25 años de edad y presidente del coto de caza del municipio de El Picazo– protagonizó un hecho loable el pasado fin de semana, cuando rescató a una corza que se encontraba a punto de morir en un canal en las cercanías de la localidad castellano-manchega. Además, se da la circunstancia de que el animal estaba herido en una de sus patas.

«Me encontraba dando una vuelta por el coto, echando un vistazo a las balsas que tenemos para que los animales beban, cuando vi cómo en el canal había un corzo que estaba vivo y no podía salir del lugar», explica el joven a este medio. «Estaba en las últimas», señala para Jara y Sedal Huerta. «Estuvimos probando primero con la soga y un lazo pero no pudimos cogerla, y lo peor es que se iba acercando poco a poco a la boca del canal, por lo que no me lo pensé dos veces y me tiré a por ella».

Tras rescatarla, Huerta llamó a la Guardia Civil, pero le dijeron que no podían hacerse cargo de ella ya que se trataba de un animal que no estaba protegido, por lo que decidió llevársela a su casa y curarla. «No le hemos podido entablillar la pata porque es justamente la articulación de la rodilla», explica sobre la curación del pequeño cérvido.

Además, añade que el «SEPRONA me dijo que si una vez que se ha curado no está sana al 100%, podría solicitar quedármela en cautividad, pero yo le dije que en cuanto se recupere la soltaremos en el campo y, si no lo logra, ya veremos qué opción encontramos para ella», explica el joven. Este es el vídeo del rescate y la cura posterior:

Otro hecho loable este mismo mes

Varios cazadores refrescan la zona del incendio para evitar que vuelvan las llamas.

El pasado jueves 4 de julio se declaró un incendio en los montes del mismo municipio de El Picazo. El fuego se propagó rápidamente y nada más ver el humo, una veintena de miembros de la sociedad de cazadores del pueblo cogieron el vehículo que tienen para realizar las labores de vigilancia y aporte de agua y alimento en el coto y se dirigieron hacia allí. Miguel Huerta se encontraba entre ellos y narró para Jara y Sedal cómo ayudaron a extinguirlo e intentaron rescatar los animales en peligro.