fbpx

Suecia y Alemania informan en seis idiomas de la prohibición de alimentar jabalíes en su país

Continúan los esfuerzos por controlar la peste porcina africana que amenaza la población de cerdos y jabalíes en Europa. Suecia y Alemania informan mediante cartelería y en diferentes idiomas de la prohibición de alimentar a los suidos.

29/7/2019 | Redacción JyS

Cartel colocado en el aeropuerto de Núremberg. / JyS

La administración del condado de Uppsala (Suecia) quiere que sus municipios pongan letreros de advertencia sobre el riesgo de infección de peste porcina africana, según informa P4 Uppland.

«Hemos recibido instrucciones de la Junta de Agricultura para informar a los municipios sobre la colocación de letreros en las áreas recreativas y de baño», dijo a la emisora ​​de radio Mira Amin, veterinaria de la administración regional.

Los letreros informarán en seis idiomas al público de que las sobras de comida deben depositarse en los contenedores habilitados al respecto, y no dejarse fuera ya que los jabalíes podrían llegar a ellos.

La peste porcina africana no es peligrosa para los humanos, pero puede ser letal para los jabalíes y los cerdos domésticos. La enfermedad se puede transmitir a través de alimentos como las salchichas o el jamón, según ha informado la Junta Sueca de Agricultura.

La medida, tomada desde hace meses también por Alemania, que muestra en algunos de sus aeropuertos carteles al respecto, no llega tan lejos como la de Dinamarca. Copenhague tomó la decisión el año pasado de  erigir una valla de 70 kilómetros a lo largo de la frontera de con Alemania para protegerse de la enfermedad.

El Ministerio recuerda las medidas de seguridad

El Ministerio que dirige Luis Planas recordaba a primeros de 2019 la importancia de aplicar unas adecuadas medidas de bioseguridad en las explotaciones de porcino y en el transporte animal, así como en relación a los cazadores que viajen a países afectados o de riesgo por la presencia de la enfermedad y que pudieran contribuir, involuntariamente, a la expansión de la enfermedad al regresar a nuestro país.

De igual forma, recordaban la importancia de garantizar el buen funcionamiento de los sistemas de vigilancia pasiva para detectar tempranamente la enfermedad ante una hipotética entrada en España, para lo que es vital que se comunique a los SVO cualquier indicio de la enfermedad que pudiera aparecer en nuestros animales, tanto en las explotaciones y medios de transporte de animales porcinos como en el medio natural en los jabalíes silvestres.

¿Podría entrar la PPA en España?

La peste porcina africana (PPA) es una enfermedad vírica hemorrágica que amenaza a pasos agigantados a toda Europa ya que, tal como avisó el año pasado el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), «podría poner en peligro la población de jabalíes». 

La peste porcina africana es una enfermedad muy agresiva, cuando infecta a un cerdo o jabalí es letal en el 90 por ciento de los casos. No hay tratamiento ni vacuna eficaz así que los animales mueren con los pulmones encharcados y una hemorragia interna. El sacrificio es la única opción para atajarlo.

Aunque fue descubierta por primera vez en Kenia en 1910, en los últimos meses han sido confirmados más de mil casos en Europa del Este, sin tener en cuenta los denunciados recientemente por las autoridades belgas en la región luxemburguesa del país, cerca de la frontera con Francia, donde al menos 296 jabalíes habrían contraído la enfermedad.

Debido al grave problema que supone su expansión, durante el mes de junio de este año la Unión Europea prohibió el envío de jabalíes silvestres entre estados miembros y hacia terceros países con el fin de controlar la propagación de la PPA, una medida que –entre otras entidades- fue solicitada por la Real Federación Española de Caza.

Hasta ahora, estos últimos casos se han confirmado en jabalíes que se encontraban dentro del perímetro de seguridad, una zona boscosa que abarca casi 63.000 hectáreas. Afortunadamente, todas las muestras analizadas fuera del citado perímetro resultaron negativas. 

Deja una respuesta