fbpx

Cazan un peculiar corzo 'unicornio' en un coto de Guadalajara

Este joven cazador extremeño se hizo el pasado 28 de mayo en un coto de la provincia de Guadalajara con un raro corzo que tenía una sola cuerna.

corzo unicornio 3_1
El cazador con el corzo. © J. E.

El cazador Andrés Carmona Barquero, de 21 años de edad y natural de la localidad de Quintana de la Serena (Badajoz), abatió el pasado 28 de mayo en el coto social San Paulino, ubicado en Codes -en la provincia de Guadalajara– un curioso corzo con una sola cuerna. Además, el cérvido tenía la peculiaridad de que carecía de una segunda roseta, por lo que desde pequeño habría crecido con una sola defensa, algo fuera de lo común.

Carmona, en palabras a Jara y Sedal, explica que su tío es socio de este coto guadalajareño y, debido a que poseía varios precintos, decidió guardarse uno de ellos para él, que acudió aquel sábado a cazar el animal. «Salimos por la mañana y no tuvimos suerte, ya que vimos muchas hembras pero no observamos ningún macho», comienza explicando a esta redacción, por ello decidieron por la tarde acudir de nuevo al coto y fue entonces cuando se toparon con la extraña pieza.

Un certero disparo a 100 metros

Otra imagen de la jornada. © J. E.

«Lo vimos debajo de un árbol y le entramos poco a poco, ya que estos animales son muy esquivos», relata el cazador. Cuando estaban situados a unos 100 metros del cérvido, el joven disparó en la zona del codillo: «Antes, pudimos ver que tenía una sola cuerna, y aunque era joven, mi tío me dijo que le disparase, a modo de gestión», señala Andrés.

«Cuando llegamos a cobrar la pieza nos quedamos sorprendidísimos, porque no tenía ni siquiera una segunda roseta; era defectuoso desde pequeño. No es muy grande, pero es muy curioso», destaca el cazador. Durante el lance, Carmona utilizó un rifle Remington 700 en calibre .300 Winchester Magnum con bala Remington Core Lokt de 180 grains.

Recordamos que, la pasada semana, este medio se hizo eco de cómo el cazador de 19 años Guillerm Aymá abatió el pasado 22 de junio en una recóndita zona de alta montaña en Andorra otro peculiar corzo con una sola cuerna, aunque en este caso sí tenía una segunda roseta. «Ya pudimos verlo el pasado año e incluso le pusimos el apodo de libélula», exponía el joven, que añade sobre la forma de cazar en este país: «En Andorra, entras en sorteo y todo lo que es el territorio nacional, excepto las reservas, es coto, por lo que cualquier día de la semana puedes ir a cazar corzos».

La mejor historia de corzos de esta temporada conseguirá un monocular térmico valorado en más de 2.000 euros

sorteo Burris H50 historia corzo

¿Has cazado ya algún corzo destacable, curioso o piensas que el lance fue único? Pues Jara y Sedal y Beretta Benelli Ibérica pueden premiar tu historia gracias a un nuevo concurso. Si tu historia es elegida, puede que ganes un magnífico monocular térmico Burris H50.

Para optar al premio solo tienes que enviarnos un email a info@revistajaraysedal.es, o un mensaje privado a cualquiera de nuestras redes sociales contándonos tu mejor historia de caza de corzos, adjuntar las fotos de ese día y tu número de teléfono, además de seguir en Instagram el perfil de Jara y Sedal (@jaraysedal.es) y el de Beretta Benelli Iberica (@beretta_benelli_iberica). No tiene por qué ser el relato de un trofeo medallable, aunque se valorarán aquellos extraordinarios, curiosos o llamativos a los que les acompañe una buena historia. En este enlace te contamos cómo puedes participar.