fbpx

Caza un jabalí con un larguísimo colmillo circular que se le estaba clavando en la mandíbula

Javier Fernandez-Caballero

El joven Álvaro Manzaneda cazó el pasado fin de semana un tremendo jabalí con un descomunal colmillo de más de 32 centímetros en un coto social de su pueblo, Beas de Segura, en Jaén. Nos narra cómo se desarrolló la jornada cinegética de caza en mano.

26/10/2019 | Redacción JyS

jabalí colmillo
El tremendo colmillo del animal. / A.M.

El inicio de la temporada de caza mayor nos está dejando capturas singulares, pero sin duda que la conseguida por el cazador jiennense Álvaro Manzaneda es irrepetible. Es natural de la localidad de Beas de Segura, tiene 24 años de edad y ha dado caza a un tremendo jabalí con un colmillo que casi da una vuelta completa sobre sí mismo con la descomunal medida de 32,5 centímetros.

Manzaneda le dio caza en el coto social de su localidad, enclavada en pleno Parque Natural de la Sierra del Segura –aunque el acotado se encuentra fuera del término municipal–. «Dentro del olivar hay pequeñas manchas de monte, y en una de ellas estaba el jabalí», explica el joven.

Manzaneda relata que la caza en mano es una tradición en la zona del Segura, «en la que vamos 8 cazadores y 16 perros, como permite la ley. Como nos llovió, las personas que llevaban perros no se metieron en el monte para no ponerse chorreando», recuerda. «Por eso, las cuadrillas nos distribuimos en varias zonas y uno de los compañeros vio que había entrado una piara y un guarro grande. Por tanto, cortaron la mancha por los carriles que rodean a esa zona de monte. A ciencia cierta no podíamos asegurar que estaban ahí, pero lo creíamos…», explica sobre el inicio del lance.

jabalí colmillo
Más imágenes del animal. / A.M.

A las once de la mañana, se soltaron los perros: «Venían delante cuando mi tío dijo por la emisora que se habían picado y, efectivamente, a unos 200 metros salió este tremendo animal», explica. «Era un guarraco», añade.

Al cortar la emisora, «yo ya estaba a la expectativa de que me podía venir por cualquier sitio. Vi cómo mi compañero se encaraba el rifle y cuando soltó un tiro, apareció el jabalí en mi tiradero. Lo dejé que cumpliera bien, porque venía al galope y se metió un arroyo. Al escuchar el tiro de mi compañero, se me vino derecho a mí», sigue relatando. «Fue un tiro mortal y espectacular. Cayó hacia abajo, dio una vuelta de campana… y en la vuelta que dio, le vi algo blanquear». Ya se imaginaba lo que podría ser.

El animal estaba tumbado por el lado del colmillo ‘normal’, que tenía 9,4 centímetros por fuera y 22 en total. Pero por el otro lado… tenía un descomunal colmillo alunado que casi se daba la vuelta sobre sí mismo, con una longitud de 32,5 centímetros. «En el pueblo se ha liado un revuelo impresionante», confiesa Álvaro. «A mi compañero de caza, antes de llegar a su pueblo, ya le estaban mandando las fotografías», añade sobre la repercusión que ha tenido la caza de este tremendo animal.

Otro enorme jabalí alunado

jabalí
Así eran los colmillos del animal; en la segunda imagen, Luis Martín y su abuelo. / L.M.

El joven Luis Martín Pallarés, de 23 años de edad, conseguía abatir un magnífico jabalí en pleno corazón de la provincia de Castellón. Ocurrió en la mañana del pasado 6 de diciembre durante una pequeña batida de 10 puestos en las cercanías de la localidad castellonense de Sueras en la que participaban dos rehalas. Cuando su abuelo que esperaba en el pueblo vio la pieza que su nieto había abatido, no pudo contener las lágrimas. Te lo contamos aquí.

Deja una respuesta