fbpx

Caza un curioso conejo de dientes largos con su galgo tras la muestra de un bodeguero andaluz

Una joven cazadora toledana cazó el pasado domingo un conejo con un diente tan largo que se le clavaba en la nariz.

Los cazadores con la peculiar pieza.
Los cazadores con la peculiar pieza.

La caza nunca deja de sorprendernos. Sara Molero, natural de la localidad toledana de Villasequilla, pude dar fe de ello después de haber capturado un curioso conejo con los dientes muy largos que ha querido compartir con Jara y Sedal. Todo sucedió el pasado domingo, 30 de enero, en el coto social de su municipio mientras cazaba con su novio, un amigo y sus respectivas perras: una bodeguera andaluza y una galga. Se trata de una combinación de razas que no es muy habitual pero que, a tenor de los resultados, es efectiva.

«Íbamos de caza sobre las 16:00 horas de la tarde, con la bodeguera de mi amigo Roberto del Moral, cuando se quedó puesta en una espartera. Mi novio, Jesús Serrano, vio que había un conejo», recuerda la joven. Cuando el conejo emprendió la huida, soltaron a la galga, que consiguió dar alcance al peculiar conejo. Al ver la extrañeza, se quedaron sorprendidos: «No sabemos cómo había podido sobrevivir con el diente así de largo, porque se le clavaba en la nariz, lo que le impedía casi comer; no obstante, estaba gordo, desconocemos cómo se las apañaba para comer», dice aún sorprendida Sara Molero.

Sara afirma que nunca habían cazado ningún conejo similar en la zona y que, de los cazadores con los que han hablado, ninguno había visto nada igual en el lugar. Estas son más imágenes del peculiar conejo:

La bodeguera con el conejo.
La bodeguera con el conejo.

No es el primero

En este medio hemos publicado imágenes de raros conejos con dientes largos, como el abatido por Francisco Gómez Pérez, cazador natural de Palencia, hace un año en un coto de la localidad leonesa de Turcia. Por otro lado, el cazador toledano Samuel Vivar Alonso, de 26 años de edad, capturó durante el pasado mes de diciembre de 2019 un peculiar conejo con un diente que daba la vuelta completa sobre sí mismo.