fbpx

Caza un imponente venado de 19 puntas tras fallarlo dos veces en un coto abierto del Alto Tajo

Este cazador narra cómo abatió, el pasado viernes, un precioso ciervo de 19 puntas en su coto en abierto en el Alto Tajo alcarreño. Las condiciones climatológicas no se lo se lo pusieron nada fácil, tampoco le acompañó en un principio la suerte, hasta que finalmente lo consiguió.

caza ciervo
El cazador, con el enorme venado abatido. © D. L.

El cazador madrileño David Lara vivió, el pasado viernes día 30 de octubre, una jornada de rececho que jamás olvidará. Logró abatir un imponente venado de 19 puntas en su coto en abierto, ubicado en el Alto Tajo alcarreño. Pero lo más peculiar fue el lance: hasta en dos ocasiones falló al ejemplar y, a la tercera, fue la vencida. Hoy ha narrado a Jara y Sedal cómo se hizo con la impactante pieza.

Un rececho en medio del diluvio

El pasado viernes fue el día que comenzó el temporal que ha azotado durante el puente de Todos los Santos a nuestro país, y la provincia de Guadalajara no se libró de éste. Conforme el cazador salía de Madrid y se adentraba en el monte alcarreño, las condiciones climatológicas iban siendo cada vez más arduas.

Así avistó al venado. El cazador se colocó, en primer lugar, en un sitio donde tenía bastante visión. «No me dejaba la lluvia casi ver, pero a la media hora localicé el venado a unos 700 metros de distancia, y estuve esperando aproximadamente una hora a ver si podía entrarle», explica Lara. «El punto más cercano para acceder a donde él se encontraba era uno en el que podía disparar a 500 metros, por lo que le hice un pequeño rececho y me puse a esa distancia», señala.

Un primer disparo a 500 metros. «Como hacía aire, utilicé la torreta balística al rifle, y a 500 metros, efectué el primer disparo», narra el cazador sobre un primer tiro fallido. «El animal tiró hacia adelante, y lo seguía viendo, por lo que no me quedaba otra que seguir recechándolo», detalla Lara.

El segundo disparo tampoco fue certero. En la segunda ocasión en la que David Lara apretó el gatillo tampoco acertó. «Se movió otra vez, pero muy poco, por eso lo intenté en una tercera ocasión, y en esta fue la vencida», explica. «Es el ciervo de mi vida. Vi cómo le pegué en la paletilla a 509 metros exactamente», detalla.

Como aquel día David estaba solo en el coto, no tenía nadie quien le ayudase para sacar la pieza. «A las 22:00 horas conseguí que dos amigos viniesen, nos fuimos en busca de él y lo encontramos a las 23:30 horas de la noche mientras diluviaba», recuerda.

El equipo utilizado. Durante el lance, el cazador utilizó un rifle Bergara B14 en calibre .300 Winchester Magnum con bala Sako de 180 grains.

Otro gran ciervo de cuerna oscura abatido por David en 2019 en una modesta montería en abierto

ciervo

Este cazador abatió otro enorme ciervo de cuerna oscura en una finca cerca de la localidad alcarreña de Molina de Aragón en 2019. «Era una montería en abierto de 50 puestos que se dio un poco mal», explica Lara, que narra cómo ese día «no se movía la caza» y solamente se abatieron dos ciervos, uno de ellos el protagonista de esta noticia. A mitad de la jornada, Lara vio cómo venía delante de un podenco el venado, escurriéndose entre las jaras. Dos disparos certeros a unos 250 metros fueron suficientes para abatir al animal.

La mejor historia de caza en Jara y Sedal será premiada con este magnífico pack Beretta

premio a la mejor historia de caza

¿Has cazado algún animal destacable, curioso o piensas que el lance fue único? Pues Jara y Sedal y Beretta Benelli Ibérica pueden premiar tu historia gracias a un nuevo concurso. Si tu historia es elegida, puede que ganes un magnífico pack Beretta compuesto por una mochila, unos cascos de protección, un paraguas y una bolsa para portar tu munición.

Para optar al premio solo tienes que enviarnos un email a info@revistajaraysedal.es, o un mensaje privado a cualquiera de nuestras redes sociales contándonos tu mejor historia de caza mayor, adjuntar las fotos de ese día y tu número de teléfono, además de seguir en Instagram el perfil de Jara y Sedal (@jaraysedal.es) y el de Beretta Benelli Iberica (@beretta_benelli_iberica). No tiene por qué ser el relato de un trofeo medallable, aunque se valorarán aquellos extraordinarios, curiosos o llamativos a los que les acompañe una buena historia. En este enlace te damos todos los detalles del concurso.