fbpx

Así es la caza de la becada con setter inglés en España

Este cazador asturiano ofrece sus secretos para la caza de la becada con el setter inglés, uno de los perros que mejor entienden a la gran dama de nuestros bosques.

Becada. ©Shutterstock
Becada. ©Shutterstock

El setter inglés es una raza de perro que va estrechamente ligada a la caza de la becada (Scolopax rusticola). Sin duda es una de las razas preferidas por los amantes de esta modalidad cinegética en toda Europa. En nuestro país también es la más presente en las zonas becaderas por excelencia, como el Principado de Asturias. En esta región, cazadores como Ezequiel Pérez muestran su pasión fin de semana tras fin de semana por abatir estas piezas.

A pesar de su juventud, son ya bastantes años los que Pérez lleva criando setter inglés para cazar becadas, lo que le da una gran experiencia. En esta ocasión, las cámaras de Océano TV le acompañan en la Reserva regional de caza del Sueve, un lugar donde la becada encuentra todo lo necesario para subsistir a su llegada desde el norte de Europa.

«De pequeño me llamaba mucho la atención la caza de la becada y he sido un poco autodidacta en la materia», comenta en el amplio documental que te mostramos al final del artículo. «Si no hubiera perros, para mí no habría caza; lo fundamental para mí es la cría y el entrenamiento con el perro. Todo gira alrededor de él para la caza», comienza explicando Pérez.

Asia de los tres diamantes, su gran compañera de caza de becadas

Asia de los tres diamantes es una de sus grandes perras, un animal con unas grandes cualidades para cazar becadas: «Tiene un gran repertorio físico, es una cazadora insaciable. Lo único que pasa por su cabeza es encontrar becadas. Da todo lo que tiene. Esa pasión, sumada a una gran inteligencia y a su gran interpretación que tiene, hacen de ella un gran animal. Ha conseguido bloquear becadas en todo tipo de terrenos y condiciones diferentes».

Escoger un perro ‘becadero’ «es algo muy complicado: «Hay animales que evolucionan muy rápido y otros menos. En el caso de Asia, desde el primer minuto ya se le notaba que tenía cualidades. El setter inglés y cualquier otra raza, es muy complicado, porque hasta que no tienen otra», explica Ezequiel.

YouTube video