fbpx

¿Has cazado una becada? Colabora con la ciencia para ayudar a su conservación

El Club de Cazadores de Becada obtiene datos y conocimientos sobre este ave con el objeto de poder orientar a las autoridades competentes en materia cinegética de las diferentes Comunidades Autónomas y crear una normativa común en España.

Javier Fernandez-Caballero

¿Has cazado una becada? Pues tu labor como cazador aún no ha terminado. Si lo deseas, puedes contribuir a su conservación a través del Club de Cazadores de Becada (CCB), que desde su fundación obtiene datos y conocimiento sobre este ave con el objetivo de poder entender mejor su biología y ayudar a las autoridades a elaborar normativas que garanticen su conservación.

El CCB trabaja atendiendo a las directrices de la FANBPO (Federación de Asociaciones Nacionales de Becaderos del Paleártico Occidental), la FACE (Federación de Asociaciones de Cazadores de la Unión Europea) y otras entidades europeas de caza y conservación.

Una especie que despierta un interés creciente

Como explica el CCB en su propia web, hasta hace pocos años en España la caza de la becada era una afición minoritaria y restringida a regiones húmedas de la Cornisa Cantábrica y Pirineos, pero en pocos años se ha consolidado como un pilar fundamental de la actividad cinegética, sobre todo en zonas que han acusado la regresión de las especies sedentarias de caza menor, lo cual ha supuesto el incremento de la presión cinegética en nuestro territorio y la necesidad de mejorar nuestros conocimientos sobre la especie y facilitar su correcta gestión. Este hecho se ha reflejado en el interés suscitado por el estudio de la especie en nuestro país, de modo que hasta fechas recientes ha sido una auténtica desconocida dentro del panorama científico español.

El primer estudio importante a nivel nacional se realizó entre 1990 y 1998, promovido por la Federación de Caza de Cantabria y la Fundación FEDENCA. Fue el llamado ‘Proyecto Becada’, dirigido por D. Antonio J. Lucio Calero y D. Mario Sáenz de Buruaga, como técnicos del Gabinete de la Federación Española de Caza, que desembocó en el único estudio completo realizado hasta la fecha en nuestro país sobre la biología, distribución, dinámica de poblaciones, fenología y comportamiento migratorio de las becadas invernantes en España. Los principales resultados del mismo dieron como fruto el libro titulado La Becada en España, editado por FEDENCA en el año 2000.

¿Qué objetivos persigue este proyecto?

El proyecto Cuaderno de Caza de Becada persigue mejorar el conocimiento de la becada como especie migratoria, facilitando una mejor gestión y ordenación racional de su caza, asegurando el mantenimiento y la sostenibilidad de sus poblaciones, intentando acceder a diversas incógnitas eto-ecológicas que rodean dicha especie, única limícola forestal y casi desconocida fuera de los círculos de cazadores especializados en su búsqueda.

Si estas incógnitas y otras más se fueran despejando, sería más fácil establecer medidas concretas para su gestión racional a nivel nacional, y se aportarían unas bases esenciales para colaborar en su conservación global a nivel europeo.

Con esta iniciativa, el CCB trata de impulsar la implicación del colectivo nacional de cazadores de becadas en la gestión y conservación de la especie, haciéndoles partícipes de los estudios y conocedores informados de los resultados obtenidos en los mismos. En este vídeo explica cómo usar su aplicación web.

La recogida de datos de los animales cazados y la colaboración de los cazadores, pieza clave

La recogida de datos de los animales cazados y de las jornadas de caza es básica para el conocimiento de la especie y la aplicación de correctos sistemas de ordenación cinegética racional. Con esta actuación se pretende implicar a los cazadores españoles de becada en la recogida de información de los ejemplares abatidos durante la temporada de caza, a través de la cumplimentación de encuestas y envío de un ala de los animales cazados.

En la encuesta se recogen datos como el tipo de hábitat en que se encontraba el animal, respuesta ante el cazador o sus perros, sexo, peso, estado de carnes, etc., mientras que las alas aportan la información sobre su edad. Toda la información sobre cómo completar las encuestas, a quién y cuándo enviarlas y cómo obtener los resultados de los análisis de las mismas se encuentra en estas páginas.

No olvides que para participar del proyecto, puedes ponerte en contacto con el club a través de estas direcciones.