fbpx

Cancelan una carrera de bicis BTT por no tener los permisos y afirman que es por miedo a ser disparados por cazadores

El alcalde de Navas del Rey dio prioridad a sus vecinos sobre la empresa privada foránea y le negó el permiso en día de caza: «Con lo que pagan los cazadores hago columpios y papeleras para mi pueblo», asegura a Jara y Sedal.

A la izquiera, el alcalde de Navas del Rey. A la derecha, ciclista en imagen de archivo. ©Shutterstock

El pasado domingo, 13 de diciembre, diferentes medios generalistas criminalizaban a los miembros de la Sociedad de Cazadores de la localidad madrileña de Navas del Rey y a su Ayuntamiento tras la publicación de una nota de prensa de una empresa privada que se vio obligada a cancelar una carrera de BTT que transcurría por ese municipio al no disponer de los permisos necesarios.

En la nota, la organización de la carrera –que obtiene lucro económico con la organización de la misma según fuentes del Ayuntamiento de Navas del Rey–, aseguraba literalmente que el alcalde les había dicho: «Por mis cojones no vais a pasar por mi pueblo y para eso he convocado a la sociedad de cazadores para que cierren todas las fincas por donde pasa la prueba. Habrá 60 cazadores armados dispuestos a hacer lo que haga falta como a alguno de los corredores se les ocurra pasar».

Esa frase rápidamente se convirtió en titular de los grandes medios de comunicación españoles. Jara y Sedal ha hablado con el alcalde de Navas del Rey, Jaime Peral, quien ha negado haber pronunciado esas palabras y ha hecho una ardua defensa de los habitantes de su pueblo contra aquellos medios que están criminalizándolos en las últimas horas.

El alcalde defiende a los vecinos del pueblo frente a empresas privadas foráneas

«El gran problema que hay es que hay que mentalizar a la gente de que, cuando sale al campo, tiene que concienciarse que éste tiene dueño», comienza explicando a Jara y Sedal. «Vienen de la ciudad al pueblo y se creen que el campo no es de nadie, pero no: cualquier metro cuadrado de este país tiene un dueño, ya sea la Administración, la Iglesia o un particular. Al propietario hay que respetarlo, sobre todo aquellas personas que vienen con el chip cambiado», defiende el primer edil.  

Sobre los organizadores de la prueba, afirma que ya antes habían realizado ésta en dos ocasiones anteriores en el 80% del término del municipio madrileño: «El primer año hubo problemas, el segundo año los subsanaron y el tercer año, que era este, se le han denegado los permisos», adelanta Peral. «Hace un mes yo ya les anticipé que este año no se daría la prueba en Navas del Rey por incompetentes, por no pedir bien los permisos y porque tenían que respetar las normas, pero como esto es un negocio donde se reparten el dinero entre tres personas, han insistido en tratar de hacerla porque el año termina y necesitan ingresos. Han aguantado hasta el último momento para intentar llevarla a cabo, yo me he mantenido en la negativa y ahora salen diciendo que lo he impedido de esta forma, llamando a los cazadores, cuando ellos mismos saben es una mentira total», asegura el primer edil.

«Con lo que pagan los cazadores yo hago columpios y papeleras para mi pueblo»

El alcalde sigue defendiendo firmemente a sus vecinos, que son los que cazan en los terrenos municipales: «Los cazadores están en su casa y pagan por esos terrenos, que por cierto son los únicos que pagan en este país: aquí todo el mundo sale a observar aves, a montar en bici o a andar y siempre pagan los mismos, y yo con ese dinero hago columpios y compro papeleras para mi pueblo».

«¿En qué cabeza cabe que voy a decir a alguien que le pegue un tiro a otra persona?», se pregunta sobre los titulares que algunos medios han ofrecido para criminalizar al sector cinegético. «El titular es ofensivo y desde el Ayuntamiento se verá a ver si se emprende algún tipo de acción», adelanta Peral.

En este sentido, Peral sigue ahondando en el carácter humilde de sus vecinos y en la importancia de la caza social en Navas del Rey: «Nosotros somos un pueblo humilde. Hay gente que está trabajando toda la semana para sacar a su familia adelante y el único hobby que tiene es ver su Madrid o a su Atleti y salir a cazar el domingo de 8:00 a 15:00, porque el resto de la semana está prohibido. Por eso, es una actividad básica del municipio», asegura sobre una sociedad que se gasta más de 30.000 euros al año en permisos para poder cazar en esas tierras. Según detalla Peral, por un lado pagan montes públicos, por otro lado la Dehesa Boyal y por otro lado las tierras particulares.

Enfrentar a ciclistas y cazadores para justificar su mala organización

«Los organizadores de esta prueba están enfrentando a ciclistas con los cazadores, pero éstos no han dicho nada. Todo es una invención porque de algún modo tienen que justificar una carrera donde hay un dinero que tienen que devolver a los participantes, si es que se lo devuelven…», afirma Peral.

«Aquí los vecinos no tienen yates en Ibiza ni grandes deportivos: la gente que gana 1.000 euros al mes guarda su pequeño ahorro para pagar la cuota de la Sociedad de Cazadores, a la Federación y al seguro de caza. Son las personas que de verdad levantan este país y este alcalde no va a permitir que le quiten el único hobby que tienen, ya que además de pagar por él, sólo lo pueden realizar cuatro meses al año.

Y es más: si la organización de la prueba ciclista hubiese pedido los permisos para realizarla un sábado, el Ayuntamiento no hubiese opuesto, pero no lo hicieron así y se empecinaron en hacerla un domingo», concluye con esta reflexión el alcalde de Navas del Rey.