fbpx

Estas imágenes de azores a la caza de perdiz, conejo y liebre son una oda a la cetrería

Este vídeo, que arranca con una cita de Félix Rodríguez de la fuente, muestra la caza de perdiz, conejo y liebre a cámara lenta con aves de cetrería.

Javier Fernandez-Caballero

«La cetrería es el arte que ha llevado al hombre a la más profunda y libre alianza con el animal». Con esta cita de Félix Rodríguez de la Fuente arranca uno de los vídeos más bellos y espectaculares jamás filmados sobre esta actividad cinegética. Fue presentado en el año 2013 por una productora que, tras cambiar de nombre, ahora se denomina Into the Wild.

Las imágenes, rodadas a cámara lenta y en HD, muestran el trailer de un documental denominado Tiempo de Azores. En él se recogen diferentes escenas en las que varios ejemplares de esta ave rapaz persiguen a las principales especies de caza menor de nuestro país: perdiz, liebre y conejo.

Sin duda se trata de un homenaje a esta modalidad de caza, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco.

Una modalidad rescatada del olvido por Félix Rodríguez de la Fuente

Hace 52 años de la Operación Baharí, un auténtico hito en la historia de la caza española, impulsado por el doctor Félix Rodríguez de la Fuente (1928-1980).

La Operación Baharí fue el primer beneficio social en época contemporánea española que Félix consiguió a base de la aplicación del arte de la cetrería, cuyos pormenores han sido contados con detalle en el libro Soltando pihuelas de Javier Ceballos.

Corría el convulso año de 1968 cuando el doctor Rodríguez de la Fuente –ya muy activo en prensa, radio y la recién creada Televisión Española y, por tanto famoso, además de afincado en Madrid gracias en parte a haberse enamorado y casado con Marcelle Genevieve Parmentier, que tanto le ayudó en su carrera– fue recomendado al ejército de EEUU por uno de sus miembros, el célebre cetrero A. Graham, teniente coronel y director de United Peregrine Society Ins., para hacer frente a un problema que en 1967 había causado la pérdida de 100 millones de las pesetas de entonces a la Base Aérea de Utilización Conjunta de Torrejón de Ardoz: los choques de aviones con aves (bird strike).