fbpx

Así se diseñó (y ejecutó) el plan ecologista para prohibir el silvestrismo

La prhobición del silvestrismo fue una de los primeros éxitos de los anticaza y el perfecto ejemplo de modalidad prohibida por motivos ideológicos.

silvestrismo

Durante los últimos años la actividad cinegética ha sufrido una serie de ataques anticaza en diferentes frentes con un único objetivo: acabar con ella. Como hacerlo de forma frontal y directa es prácticamente imposible, desde el mundo ecologista y animalista han trazado un plan para ir acabando con ella centrándose en atacar diferentes objetivos.

Este artículo es solo una parte de un amplio trabajo periodístico realizado por la redacción de Jara y Sedal en colaboración con las principales asociaciones del sector en el que mostramos quién está detrás de cada ataque, qué estrategia ha utilizado y qué ayuda se ha encontrado por el camino para llevarlo a cabo. Ya hemos hablado de los planes para acabar con la caza del conejo (Oryctolagus cuniculus), de la perdiz roja (Alectoris rufa), de la codorniz (Coturnix coturnix), de la la tórtola (Streptopelia turtur) y hoy es el turno del silvestrismo.

¿Quién ha diseñado el plan?

SEO/BirdLife y Unidas Podemos.

¿Quiénes son los ejecutores?

Comisión Europea con la complicidad del Gobierno Central.

Directiva sobre Aves.

Jilguero. © Shutterstock
Jilguero. © Shutterstock

 ¿Cómo han logrado prohibir la caza de la tórtola? 

  • En el año 2011 la Comisión Europea pone en marcha una investigación sobre el uso de las excepciones contempladas en el artículo 9 de la Directiva de Aves para la captura de fringílidos en España. Tras dicha investigación, la Comisión Europea concluye que el silvestrismo no cumple con lo dispuesto en la Directiva de Aves.
  • En el año 2016 la Comisión Europea remite a España una carta de emplazamiento por un presunto incumplimiento de la Directiva de Aves.
  • En el año 2018, tras la formulación de alegaciones por parte del Gobierno de España, la Comisión Europea emite dictamen requiriendo a nuestro país para que, en el plazo de dos meses, adopte las medidas necesarias a fin de que la captura de fringílidos se adecúe a lo dispuesto en la Directiva de Aves.
  • Ese mismo año Unidas Podemos presenta ante el Congreso de los Diputados una iniciativa instando a la prohibición de la práctica del silvestrismo.
  • En 2018, y dentro del plazo de dos meses conferido por la Comisión Europea, las comunidades autónomas prohíben la práctica del silvestrismo.
  • A finales de 2020 el Tribunal Europeo concluye que la caza con liga en Francia como práctica cultural es acorde a lo establecido en la Directiva de Aves. De este modo se abre una pequeña puerta para que el silvestrismo pueda volver a autorizarse en nuestro país.

Una prohibición rodeada de polémica

La captura de fringílidos fue prohibida en España en el año 2018 y, desde entonces, miles de silvestristas claman por la recuperación de esta actividad que sigue contando con un gran arraigo en toda nuestra geografía. Ya tiempo atrás la Comisión Europea había puesto en tela de juicio esta tradicional práctica por considerarla lesiva para la conservación de estas especies. Distintas organizaciones ‘conservacionistas’ cuestionan la sostenibilidad de esta modalidad, es decir, que realmente no cause daño a las poblaciones de aves. 

Se han vertido ríos de tinta, sentencias judiciales, estudios y amplia comunicación sobre este tema, incluyendo polémicas como un famoso informe elaborado por el MITECO para «avalar» la cría en cautividad como alternativa a la captura de aves silvestres. Desde las distintas federaciones de caza y plataformas de silvestristas se insiste en que las capturas representan un porcentaje ínfimo de las poblaciones de fringílidos, y en los últimos años parece haberse abierto una puerta a la práctica de la modalidad. Y gran parte de las especies de fringílidos no presenta declive poblacional que desaconseje su captura.

Un documental en el que se muestra la técnica de captura del silvestrismo.

¿Cómo han reaccionado los cazadores?

A través de la Plataforma Nacional de Defensa del Silvestrismo las federaciones de caza siguen luchando por recuperar las capturas de esta modalidad en el territorio nacional. Tras la última respuesta por escrito del comisario europeo de Medio Ambiente en el Parlamento Europeo se sabe perfectamente que la solución definitiva al problema del silvestrismo pasa por una reevaluación científica acerca de la viabilidad o no de la cría en cautividad de aves fringílidas. Es decir, hay que demostrar científicamente que la cría no es viable con un estudio realizado por una entidad de reconocido prestigio científico.

En estos momentos nos encontramos con el problema de que el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITERD) se niega a acometer este estudio argumentando razones absurdas e ilógicas, con el único objetivo de impedir que los silvestristas españoles recuperen las capturas. Y lo anterior, por razones puramente ideológicas. Las federaciones de caza siguen trabajando para encontrar salida a esta situación creada por la ministra Teresa Ribera y así, de manera definitiva, recuperar las capturas de silvestrismo en nuestro país.