fbpx

Mundo rural: Iker Casillas dedica este bonito mensaje a nuestros pueblos

El exportero del Real Madrid ha despedido el verano con este sentido mensaje en las redes sociales.

Iker Casillas.

ker Casillas se ha despedido de su pueblo, Navalacruz (Ávila), con un emotivo mensaje que ha compartido en su cuenta oficial de Instagram. El exportero del Real Madrid habla en el texto del verano y los pueblos de los que tantas personas regresan en estas fechas.

«Los pueblos, ¡la importancia que tienen! Crecí entre huertos, burros, alpacas… Se les echa de menos cuando no estás en él. Y le das más importancia cuando sabes que te vas de él», comienza destacando Casillas en su última publicación en Instagram, en la que puede verse Navalacruz de noche junto al mensaje.

«Sólo se escucha el eco del silencio y los gritos apagados de gente que no está. Mi caso es ese, me voy. Ya hasta que vuelva pasará tiempo. Otro verano ya no llega hasta 2022. No ha sido tan malo (tema pandemia), pero espero que el próximo nos traiga estabilidad con el tema Covid. Camino va en ello», continúa el exfutbolista recordando los meses de verano.

Iker Casillas se ha mostrado triste por abandonar su amado pueblo para volver a la rutina: «Último día del pueblo, gran tristeza. Vuelta a la rutina en la ciudad, ¡iba a tocar volver! ¡No te libras ni con alas!». Y por último ha deseado un buen regreso a sus seguidores: «¡Feliz regreso a todos y el año que viene más y mejor! Buenas noches!».

Casillas ayudó en las labores de extinción del incendio que afectó a su pueblo

Iker Casillas se ha unido a los vecinos de su pueblo para limpiar el monte y evitar que las llamas puedan alcanzarlo.
Iker Casillas se unió a los vecinos de su pueblo para limpiar el monte y evitar que las llamas puedan alcanzarlo. © Bukharev Oleg / Shutterstock.com

Como ya te contamos en Jara y Sedal, Iker Casillas colaboró con los bomberos y los miembros de la UME en la lucha contra el incendio de Ávila, tal y como él mismo reflejó a través de Twitter e Instagram: «¡Con dureza ante las llamas! ¡Sin ningún miedo de ayudar y colaborar con la gente! Enormes aquellos que más sabían y que han guiado a los que no teníamos ni idea de coger un azadón! ¡Por estas cosas son las que se siente uno orgulloso de que nos conozcan!»

«Siendo humildes, os digo que hubiéramos preferido estar en segundo plano y que esto no hubiera sucedido jamás. Nadie, aunque haya sido simplemente acercar agua, envolver los bocadillos o apartar una ramita seca, se puede sentir mal. Sois muy buena gente, amigos de Navalacruz, familia de Navalacruz. Esta será recordada como tantas otras historias, no nos gustará contarla. Extensible a los ya formados y grandes servicios sociales que luchan contra los incendios constantemente», concluía el deportista.