Sergio Sánchez Pintor es un niño extremeño de casi cuatro años natural de Madroñera (Cáceres) que acude de caza cada fin de semana junto a su padre. Su progenitor comparte semanalmente en el grupo de este medio en Facebook vídeos del pequeño no sólo en jornadas cinegéticas, sino también de pesca, y la última de ellas tiene que ver con la media veda.

En ella, Sánchez da una lección a otros niños de su edad de saber por qué la carne no viene de las bandejas del Mercadona, ya que aparece arreglando varias palomas que su padre acaba de cazar en el arranque de la media veda en Extremadura. «Porque la caza no es solo pegar tiros, la caza tiene un después, un preparar y trabajar las piezas abatidas. Por eso también hay que enseñarlos desde pequeñitos a respetar la pieza después de abatirla», expone el padre junto al vídeo.

Esta es una lección que, en otros países como Estados Unidos, enseñan incluso en los colegios a los niños, pero sin embargo en el nuestro, por desgracia, no está tan extendida esa cultura.

Asimismo, recordamos que Sergio Sánchez ya protagonizó una arenga el pasado mes de marzo para aquellos indecisos con el fin de que acudieran finalmente a manifestarse a Madrid para luchar  contra la reforma del Código Penal o el Anteproyecto de la Ley de Protección, Derechos y Bienestar de los Animales que podrían acabar con la caza.