fbpx

Animalistas destrozan más de 200 chapas de un coto de caza en Albacete

Rompieron más de 200 tabillas de un coto social de la localidad albaceteña de Alcaraz, que ahora tendrá que invertir más de 800 euros en arreglarlas y reponerlas.

Javier Fernandez-Caballero

Un coto de caza cercano a la localidad albaceteña de Alcaraz ha sufrido en los últimos días el ataque de varios animalistas que han destrozado más de 200 tablillas. Según ha denunciado Rubén Teruel, uno de los socios del acotado, en total han arrojado unas 200 en una zona de barrancos, además de las que han dejado rotas o dobladas por la mitad.

En ellas han escrito frases como ‘Asesinos de mierda’, entre otros mensajes cargando contra los cazadores. «Estamos tratando de arreglar algunas de las tablillas, pero otras es imposible. Hemos calculado que el coto social tendrá que gastarse en los próximos días unos 800 euros para volver a recuperarlas», explica Teruel sobre la inversión económica que saldrá del bolsillo de los cazadores.   

Aunque por el momento no han tomado acciones legales contra los culpables, sí que han comunicado a los guardas forestales de la demarcación lo ocurrido para que tomen cartas en el asunto de cara a próximas acciones violentas.

Los atacantes podrían proceder de un camping cercano

Según explica Teruel, los autores de los destrozos podrían provenir de un camping cercano que cada año se llena de veraneantes. «Muchos de ellos no respetan la señalización y escenifican el odio hacia el sector cinegético de esta forma», asegura.

«Los animalistas cargan contra todas las chapas que hay en los caminos», añade por último el cazador de este coto social que cuenta con unas 8.000 hectáreas de terreno.

Más ataques animalistas en Castilla-La Mancha: colocan trampas enterradas contra cazadores en Toledo

Irremediablemente algunos de los coches que pasaron por allí pincharon. / Ángel Sánchez

Tornillos en el suelo para evitar el paso de los cazadores: así fueron los nuevos ataques animalistas el año pasado en la localidad toledana de Navalcán. Jara y Sedal se puso en contacto con una de las personas afectadas por el incidente, un cazador de la zona que encontró tornillos afilados anclados hacia arriba. Ese día hasta tres coches de trabajadores de una granja de cerdos cercana pincharon por culpa del ataque de los anticaza. Te lo contamos en este enlace.

Deja una respuesta