fbpx

5 cosas que todo cazador puede hacer para defender la caza y garantizar su futuro

Vivimos en una época en la que la caza necesita, más que nunca, la implicación de aquellos que la practican para garantizar su futuro.

Un cazador con su perro. © JDG

Vivimos en una época en la que la caza necesita, más que nunca, la implicación de aquellos que la practican para garantizar su futuro. En las conversaciones entre cazadores es común escuchar frases de lamento por las noticias que llegan sobre las intentonas de prohibir la caza por parte de animalistas, ecologistas y políticos. Pero ¿hay algo que puedas hacer tú a título individual para mejorar la situación? La respuesta es sí. Toma nota de estos cinco consejos y actúa en consecuencia.

1. Sé activo en redes sociales

Las redes sociales han supuesto una revolución a nivel de comunicación. A través de ellas los cazadores podemos llevar nuestro mensaje a la sociedad en general, algo que hasta hace poco era un terreno reservado a los medios de comunicación generalistas. Unos medios que, tradicionalmente, han dado difusión a los mensajes de odio y estigmatización lanzados desde el animalismo y el ecologismo.

Utiliza Twitter para mencionar a políticos o personas conocidas cuando hablen de temas que afectan a la caza. Estáte pendiente de los hilos en los que se debatan cuestiones que afecten a la caza y participa. Usa Facebook, Instagram, TikTok o cualquier otra red social que exista para reivindicar tu derecho a cazar, para mostrar nuestro estilo de vida y para manifestarte cada vez que la caza tiene algo bueno que contar al resto de la sociedad, o cada vez que es objeto de un ataque. Tienes argumentos de sobra para defenderla. No olvides ser cuidadoso con aquello que publicas, como nos recuerda Fundación Artemisan en este vídeo.

2. Asóciate o fedérate en una organización que luche por tus derechos

La unión hace la fuerza, por eso es importante que contemos con asociaciones poderosas que nos representen y defiendan frente a las administraciones. Por suerte en España contamos con múltiples opciones: desde las que aglutinan a cazadores con carácter general (federaciones) hasta aquellas que se crean en torno a una modalidad (Arrecal) hasta las que se centran en una especie concreta (Asociación del Corzo Español, Club de Cazadores de Becada…) Si aún no formas parte de ninguna, busca la que más concuerde con tu forma de pensar o aquella por la que te sientas mejor representado y dales tu apoyo. No nos engañemos, defender la caza no sale gratis. Si puedes, incluso plantéate incorporarte en su estructura como parte activa, así podrás participar desde la primera línea de batalla. Estáte atento de las campañas que lanzan, especialmente en redes sociales, y participa en ellas para ayudar a darle viralidad: sus objetivos son el bien común.

3. Hazte censador del observatorio cinegético

El observatorio cinegético es uno de los proyectos más importantes de la Fundación Artemisan para garantizar el futuro de la caza. Gracias a él se ha creado una red nacional de colaboradores que aportan datos sobre el número de ejemplares de especies cinegéticas. Tradicionalmente los censos de algunas de esas especies han recaído sobre grupos ecologistas como SEO/BirdLife, los cuales han llegado a asegurar que, por ejemplo, en España la población de codorniz es de 230.000 ejemplares, cuando en realidad se caza más del millón. Evidentemente sus conteos están muy lejos de la realidad y son utilizados para tratar de acabar con la caza. En algunos casos, como la tórtola europea, lo han logrado. En otros, como la perdiz o la codorniz, lo están intentando.

Si somos nosotros, los cazadores, los que contabilizamos la fauna cinegética de nuestros cotos tendremos datos reales de sus poblaciones y no estaremos a merced de las mentiras ecologistas que solo buscan ofrecer datos muy sesgados con el objetivo de prohibir su caza, especie por especie.

4. No apoyes a quien te ataca (y viceversa)

A menudo la caza es atacada desde determinadas empresas cuyos productos consumimos (marcas de pienso para perros, aseguradoras, tiendas de animales…). A lo largo de los últimos años hemos visto varios ejemplos, ser consecuentes y dejar de dar nuestro dinero a quienes nos atacan es una de las mejores formas de protestar frente a quienes ceden a las modas anticaza de una minoría mucho menos numerosa que el colectivo de cazadores.

Del mismo modo, debemos apoyar a quienes apoyan abiertamente a la caza, como por ejemplo
Mutuasport, la mutua de seguros deportivos creada por las federaciones de caza para garantizar que el precio de los seguros de caza no se dispara en el mercado. Además de sus coberturas, es la única compañía de este tipo que reinvierte los beneficios en diferentes proyectos de defensa de la caza.

5. Fórmate y mantente al día de la actualidad

Mantenerte informado gratuitamente a diario de todo lo que afecta a la caza es el sentido de medios de comunicación como Jara y Sedal. Es importante que conozcas la actualidad cinegética para saber cuál es la realidad a la que se enfrenta la actividad y puedas interactuar con ella.

Por otro lado es nuestra responsabilidad colectiva conocer cada vez mejor las especies que cazamos para garantizar su conservación. Estar al día sobre los nuevos estudios o datos que se van publicando es fundamental para mejorar la biodiversidad de nuestros cotos. Es importante que acudas a fuentes de calidad y estés al día de los estudios realizados por organismos como Fundación Artemisa para amplíar tus conocimientos en gestión cinegética.