Suponemos que puede considerarse un señuelo eficaz…

¿Lo compartes?

Al menos para este joven ciervo ¡que no ha recelado de él un segundo!


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *