fbpx

Un zorzal rubio y un conejo de frente blanca, las capturas más extrañas del inicio de noviembre

Un zorzal rubio y un conejo con la frente blanca son algunas de las capturas más extrañas que nuestros seguidores nos han enviado en los primeros días de noviembre.

zorzal y conejo raros
El conejo con la frente blanca y el zorzal rubio. © JyS

La caza menor, en múltiples ocasiones, brinda imágenes para el recuerdo. En este caso lo ha hecho con un cazador catalán y con otro cordobés que han conseguido hacerse con dos de las capturas más raras del arranque de la temporada: un zorzal rubio y un conejo con la frente blanca.

Un conejo con la frente blanca en Lérida

El cazador catalán Víctor Fernández abatió, el pasado 28 de octubre, un raro conejo con la frente blanca en su coto, ubicado en una localidad de la provincia de Lérida. Aunque no sabe si se tratará de un cruce con un conejo doméstico, lo que quedó claro es que fue una de las capturas más raras de su coto y de toda la temporada.

Que un conejo sea más claro u oscuro en general, puede estar también relacionado con el lugar en el que se encuentre la especie. Esta adaptación es conocida en el conejo de monte y seguramente a más de uno le vengan a la cabeza algunos otros ejemplares que ya hemos publicado. Un estudio de Stoner y colaboradores (2003), investigó esta adaptación.

Un zorzal ‘rubio’ en Ciudad Real

Por otro lado, hace unos días, el cazador cordobés Jesús Reyes, natural de la localidad de Lucena, abatió un raro zorzal rubio en un coto ubicado en las cercanías de la localidad ciudadrealeña de Puerto Lápice. Invitaron a la cacería a Reyes y, por la mañana temprano, en una zona de sierra, disparó el zorzal tras escucharlo pitar y esperarlo: «Cuando me lo trajo el perro me sentí sorprendidísimo», relata.

Un zorzal con la cabeza blanca y otro conejo rubio hace unos días

El zorzal blanco y el conejo rubio

El cazador catalán Daniel Montilla Pérez, que el pasado fin de semana ya tuvo una exitosa jornada de caza de zorzales en un olivar de la provincia de Lérida, explica cómo le sorprendió la captura que consiguió con las primeras claras del día: un zorzal con la cabeza blanca. Por su parte, el cazador Javier López, de 18 años de edad, abatió hace unos días en el coto del municipio de Torremocha (Jaén) un raro conejo rubio. Ambos cazadores contaron a Jara y Sedal cómo fueron los lances.