fbpx

VOX propone en el Congreso que no se prohíba la caza y la pesca en Parques Nacionales

El partido político ha presentado hoy una Proposición No de Ley para solicitar que se elimine la prohibición de cazar en Parques Nacionales que entraría en vigor a partir del próximo 5 de diciembre.

Edu Pompa

El Grupo Parlamentario VOX ha presentado hoy una Proposición No de Ley sobre el fin de la moratoria y reforma de la prohibición de cazar y pescar en los Parques Nacionales.

Ante la finalización el próximo 5 de diciembre de la moratoria contenida en la Ley 30/2014, de 3 de diciembre, de Parques Nacionales, VOX defiende que a pesar de que dicha Ley dispone que «en los casos en que la adecuación afecte a derechos de terceros, las administraciones públicas promoverán las celebración de acuerdos voluntarios o, en su defecto, aplicarán los procedimientos de expropiación forzosa o rescate de los correspondientes derechos», a fecha de hoy no se ha producido ni lo uno ni lo otro, a pesar de haber transcurrido más de 6 años desde que la vigente Ley de Parques Nacionales impusiese esta obligación.

Por ello consideran desde la formación política que lidera Santiago Abascal, buscar una solución urgente, ya que «la alternativa de dejar de cazar no es viable desde el punto de vista económico, ni medioambiental ni social, por los perjuicios que trae aparejado».

La caza, una actividad tradicional en Parques Nacionales

VOX ha defendido además que la caza es una actividad tradicional en estos parques y que así ha sido durante muchos años y que si se prohíbe ahora la caza, los propietarios de las fincas privadas no podrán seguir haciéndolo y además no serán indemnizados, incumpliendo la Ley.

Han destacado además el problema en cuanto a las excesivas densidades de población de cérvidos o jabalíes que llevaría aparejado la prohibición de la caza en Parques Nacionales -citando el caso de Cabañeros- y las fatales consecuencias para la economía y la agricultura.

Por todo ello han solicitado «que se elimine la prohibición de practicar la caza y la pesca en determinados Parques Nacionales donde esta actividad haya sido tradicional y no perjudique al espacio protegido (…) y siempre que se justifique debidamente la necesidad de continuar practicándola». Además han solicitado «que se amplíe el plazo máximo de seis años previsto en la Disposición Adicional Séptima para adoptar las medidas precisas de adecuación de los parques nacionales, facilitando la posibilidad de llegar a acuerdos con los propietarios de fincas afectadas».

Prohibir la caza en Parques Nacionales por motivos ideológicos costará 320 millones a los españoles en plena crisis

La prohibición de cazar y pescar en los Parques Nacionales, recogida en la Ley 30/2014, de 3 de diciembre de Parques Nacionales, que entrará en vigor el próximo 5 de diciembre al finalizar la moratoria establecida, podría costar en torno a 320 millones de euros en indemnizaciones a todos los españoles.

La ley establece que la privación de los derechos de caza pasa necesaria y previamente por el intento de celebración de acuerdos voluntarios con los afectados (previa aprobación de los correspondientes criterios técnicos) o, en su defecto, mediante los correspondientes procedimientos de expropiación forzosa. Para ello, la ley establece un plazo de 6 años, plazo que concluirá el próximo 5 de diciembre.

La Administración tendrá que indemnizar a los propietarios

Hasta la fecha no consta que se haya llevado a cabo ninguna actuación en este sentido y, como consecuencia, las administraciones competentes tendrán que indemnizar a los propietarios por las limitaciones de uso. Diferentes fuentes cifran en unos 320 millones de euros el valor de estas indemnizaciones, cantidad a la que se sumaría el coste del necesario control de poblaciones.

Y es que las administraciones competentes tendrán que hacer frente a los gastos derivados de los controles poblaciones de diversas especies que habrá que realizar, ya que de no hacerlo se podría producir un verdadero desastre medioambiental, que incidirá directamente en la flora protegida y en la expansión de enfermedades como consecuencia del exceso de poblaciones.

Deja una respuesta