fbpx

Caza un jabalí de infarto que hizo esta triquiñuela para despistar a los perros

Javier Fernandez-Caballero

Este cazador zaragozano se ha hecho en Huesca con un jabalí con unas descomunales amoladeras que trató de dar esquinazo a la rehala bañándose en un charco.

11/11/2019 | Redacción JyS

jabalí
El tremendo animal abatido por Juan Ruiz. / J.R.

Ayer domingo 10 de noviembre el zaragozano Juan Ruiz cazó en las cercanías de la localidad oscense de Arén un viejo animal que lucía unos monstruosos colmillos y amoladeras. «Fue un lance para haberlo podido grabar, porque realmente fue de película», explica el cazador a Jara y Sedal. «En la vida se me va a olvidar», confiesa aún emocionado.

Ruiz estaba situado en un barranco cuando vio venir al tremendo verraco, que tal y como ha explicado a este medio uno de los responsables de la cuadrilla de Arén, Álex Castelli, se había librado de los ocho disparos que llevó a cabo el cazador del puesto anterior. El descomunal macareno salió nada más soltar a los perros: «Sabíamos que estaba, lo que no teníamos controlado eran los tremendos colmillos y amoladeras que lucía», explica Castelli.

jabalí
Más imágenes de Juan Ruiz con el jabalí. / J.R.

En cuanto vieron al animal abandonar su encame, los perros lo acecharon: «Iban apretándolo, pero sin entrarle fuerte, puesto que las defensas podrían herirlos», explica el responsable de la cuadrilla. El animal, de unos 80 kilos de peso, se acercaba al puesto de Juan Ruiz.

El cazador sintió entonces la ladra venir de frente: «Sabía que un buen bicho se acercaba», nos cuenta. «Vi que era grande, pero hasta que no lo tuve encima no vi los espectaculares colmillos que llevaba. Lo dejé cumplir en el barranco, donde había charcos de agua, e incluso se estuvo bañando. Lo apunté en todo momento dentro del charco, pero no le quise disparar, quería dejarlo cumplir. Me la jugué», admite.

Después de intentar jugársela a los perros para que perdieran el rastro en el charco, le llegaba a Ruiz a quince metros, momento en el que el cazador apretó el gatillo: «Tras el primer disparo, el animal hizo ademán de caer, pero se volvió a levantar, por lo que disparé de nuevo», relata.

La alegría del momento embriagaba al maño, lo había conseguido. «Fue realmente impresionante», admite reconociendo que ha sido el jabalí de su vida.

Jara y Sedal y Sighmark premiarán las mejores historias de caza de noviembre

¿Has cazado algún animal destacable, curioso o piensas que el lance fue único? Pues Jara y Sedal puede premiar tu historia gracias al concurso que acaba de lanzar con Sightmark y la página de Monterías en España. Si tu historia es elegida, puede que ganes un visor de caza, uno de tipo ‘punto rojo’, un termo de café ¡u otros muchos premios!

Para optar a ellos solo tienes que enviarnos un email a info@revistajaraysedal.es, o un mensaje privado a cualquiera de nuestras redes sociales contándonos tu mejor historia de caza mayor y adjuntar las fotos de ese día y tu número de teléfono. No tiene por qué ser el relato de un trofeo medallable, aunque se valorarán aquellos extraordinarios, curiosos o llamativos a los que les acompañe una buena historia. En este enlace te contamos cómo puedes participar.