fbpx

Varapalo judicial a una protectora que denunció a un rehalero por «abandonar» a sus perros de caza

El rehalero ha sido absuelto de un delito de maltrato animal después de ser defendido por ARRECAL y el abogado Santiago Ballesteros.

Rehala en la manifestación del 20 M en Madrid. © Ángel Vidal
Rehala en la manifestación del 20 M en Madrid. © Ángel Vidal

El Juzgado de Instrucción Nº3 de Vitoria ha absuelto a un rehalero de la acusación de abandono de sus animales. Fue una protectora local, Apasos, la que instigó la denuncia ante la Fiscalía, que envió una patrulla de la Ertzaintza al núcleo zoológico donde esta persona mantiene la rehala a fin de conocer el estado de los animales. Pese a encontrarse en perfectas condiciones, la Fiscalía y la protectora animal formularon denuncia contra el rehalero, socio de ARRECAL, por un delito de abandono animal.

Aunque se ha demostrado con la absolución que ese abandono animal nunca existió, desde ARRECAL han criticado en nota de prensa el trato recibido durante el transcurso del juicio. Santiago Ballesteros, abogado de ARRECAL y del rehalero, considera inaceptable el posicionamiento de la Administración de Justicia en este asunto donde tanto la Fiscalía como el propio Juzgado «se han dejado arrastrar por una denuncia absurda, sin rigor alguno, y que jamás debía haber dado lugar a un procedimiento penal». «Una acusación temeraria impulsada por una de tantas protectoras que nos estamos encontrando en casi todos los procesos relacionados con los animales», ha asegurado el abogado. 

Un importante precedente judicial para los rehaleros y sus perros de caza

La sentencia dictada resulta de mucho interés para los rehaleros en cuanto que descarta la comisión de un delito de abandono por cuestiones tales como «la luz del local, la ventilación, la frecuencia de la limpieza, el tamaño de la perrera, …». La Juez finalmente termina reconociendo que sólo existe delito cuando concurre «cierta situación de abandono» y «esa situación se lleva a cabo en condiciones que puede peligrar la vida o integridad del animal». 

ARRECAL ha manifestado su preocupación por la persecución creciente que sufren los rehaleros españoles a instancias de protectoras de animales, cuyo denominador común es el radicalismo ideológico y su aversión a actividades como la caza. Del mismo modo, ARRECAL ha criticado la falta de rigor de la Fiscalía en este caso, dejándose conducir por una denuncia sin fundamento alguno, que jamás debía haber dado lugar a un procedimiento penal, donde la protectora personada como acusación llegó a pedir la inhabilitación del dueño de la rehala para poder tener animales. 

Piden la retirada de la modificación del Código Penal

Felipe Vegué, presidente de ARRECAL y de la ONC, ha vuelto a expresar su preocupación por este tipo de procesos y la criminalización de los dueños de rehalas, poniendo el valor el trabajo que desde hace años viene desempeñando la Asociación en defensa de las rehalas españolas. Desde ARRECAL se ha solicitado nuevamente la retirada de los anteproyectos de Ley de modificación del Código Penal en materia de maltrato animal puesto que se trata, en palabras de su presidente, de «una aberración jurídica que convierte cualquier conducta sobre todo bicho viviente en delito, un disparate desde el punto de vista jurídico, fruto de la secta podemita». En este sentido, ARRECAL se ha dirigido en varias ocasiones al presidente del Gobierno de España para pedir la paralización de estas leyes radicales y el cese inmediato del director general de Derechos de los Animales.