fbpx

Truco de caza de El Pencho para sacar a un hurón que no quiere salir de la madriguera del conejo

La domesticación del hurón no siempre implica que nos obedezca cuando caza. Este es el truco de El Pencho para hacerlo salir de la hura del conejo cuando se hace el remolón.

El Pencho junto a una foto de hurón. ©YouTube y Ángel Vidal

El Pencho es uno de los controladores de plagas más conocidos en las redes sociales y sus vídeos acumulan millones de reproducciones. Su empresa, Explotaciones Cinegéticas El Pencho, se dedica a la captura y venta de especies cinegéticas y al control de plagas que afecten a la agricultura y ganadería. Además, siempre está compartiendo trucos que ayuden al cazador en su día a día.

En este caso, compartimos un vídeo de este controlador –y cazador– murciano que servirá a todos aquellos cazadores que practiquen la modalidad con hurón. Si tú eres uno de ellos, seguro te has llevado algún que otro ‘disgusto’ a lo largo de la temporada con alguno de estos animales porque se han quedado dentro de la madriguera.

El Pencho ofrece en este vídeo un truco a través del cual coloca un conejo vivo –lo ha cazado previamente con capillo– atando sus patas traseras y dejando que entre en la madriguera. A su vez, el capturador hace la chilla del conejo mientras golpea las piedras para provocar que el hurón se acerque al lugar. Eso hace que, casi de forma inmediata, el hurón acuda a la boca en la que se encuentra el conejo y el cazador pueda sacarlo al fin de la boca.

Más trucos para sacar tus hurones de la conejera

hurones
Cazador introduciendo el conejo en la hura. © Ángel Vidal

Es común en los hurones que queden ‘atascados’ dentro de las bocas o que, por circunstancias como quedarse peleando dentro de las bocas de los conejos, haya un pequeño hundimiento de tierra o incluso que cace alguna de las piezas en el interior de la madriguera, su cuerpo quede atascado en uno de los túneles y no pueda salir.

Por ello, compartimos en este enlace cinco viejos trucos para recuperar a los hurones que se quedan en las bocas de los conejos metidos durante horas.