fbpx

La temporada del corzo en CyL, amenazada para cazadores foráneos: cierre de 'fronteras' hasta el 9 de mayo

Por segundo año consecutivo, la temporada del corzo -que se abre en el mes de abril- se verá alterada por las restricciones de movilidad.

Un corzo en la nieve. ©Shutterstock

El Consejo de Gobierno de Castilla y León ha aprobado ampliar el confinamiento perimetral de la comunidad hasta el final del actual estado de alarma el día 9 de mayo. Esto significa que, por segundo año consecutivo, la temporada del corzo -que se abre en el mes de abril- se verá afectada al menos para los cazadores de fuera de la Comunidad Autónoma.

La realidad es que una gran parte de los cotos en los que se caza el corzo en Castilla y León son arrendados por cazadores de comunidades autónomas colindantes, especialmente de Madrid. Eso supone un grave problema ya que, en muchas ocasiones, o bien el dinero del arrendamiento ya está abonado y será perdido totalmente por parte de los cazadores o bien aún no se ha abonado, lo que supone una grave merma en las previsiones de los propietarios de las fincas.

Con este cierre, todas las provincias de Castilla y León volverán a nivel cuatro de alerta Covid tras sumar 1.822 nuevos casos en los últimos dos días, con un ascenso generalizado desde finales de año. Entre otras medidas, Fernández Mañueco también ha anunciado el cierre de la hostelería, centros comerciales y gimnasios en las provincias de Ávila, Segovia y Palencia, debido al alto incremento de contagios.

Estas medidas atienden, según explicó el presidente autonómico, responden a la «recomendación unánime» de los expertos, que han mostrado su «preocupación» dada la «alta ocupación» de camas de hospital y la «acusada velocidad» de la pandemia, por lo que han pedido que el criterio base para tomar medidas sea la incidencia a 7 y no a 14 días.

Todo lo que permite Castilla y León desde el 27 de noviembre para los cazadores de la Comunidad

Castilla y León permite las esperas nocturnas y la entrada y salida de cazadores para controlar jabalí, ciervo, conejo y corzo
Castilla y León permite realizar aguardos nocturnos y la entrada y salida de cazadores en los territorios confinados para controlar especies de caza mayor y conejos.

La Junta de Castilla y León informó el pasado 27 de noviembre de que las esperas nocturnas y la entrada y salida de cazadores para controlar jabalí, ciervo, conejo y corzo están permitidas en la comunidad autónoma. Lo hizo en un documento en el que interpreta las limitaciones del horario nocturno y del cierre perimetral y de territorios que afectan a la caza y a los controles poblacionales.

Este documento oficial en ningún caso sustituye al contenido del Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, así como los Acuerdos adoptados por la Comunidad de Castilla y León o su Presidente, en cuanto autoridad competente delegada, publicados en los respectivos boletines oficiales. Te lo ampliamos aquí.