fbpx

ARRECAL anima a los cazadores a seguir apoyando los trabajos de recuperación de la Sierra de la Culebra

El presidente de la entidad, Felipe Vegue, destaca que la zona «está herida pero no muerta» y pide que se colabore a través del punto de recogida de alimentos de Otero de Bodas.

culebra ARRECAL
Vegue, en el lugar del incendio. © ARRECAL

El presidente de la Asociación de Rehalas Regionales (ARRECAL), Felipe Vegue, ha lanzado un mensaje de esperanza tras visitar la Sierra de la Culebra, un espacio natural de alto valor ecológico recientemente arrasado por el fuego. «La Sierra de la Culebra está herida, pero no muerta», ha señalado.

Y es que en su visita el presidente de la entidad rehalera ha podido comprobar sobre el terreno el terrible daño causado por el incendio, pero también ha constatado la existencia de algunas zonas que han «sobrevivido» y que se han convertido en el único refugio posible para la abundante fauna de la zona. «Estoy convencido –ha señalado Vegue- que la Sierra de la Culebra saldrá adelante».

Pero para ello será necesario un intenso trabajo, como el que ya están llevando a cabo numerosos cazadores de la zona, que con sus propios medios están recorriendo amplias extensiones de territorio para llevar alimento a los animales. Por eso, Felipe Vegue ha animado a los cazadores a colaborar en la medida de sus posibilidades, y si es posible hacerlo a través del punto de recogida de alimentos que se ha instalado en Otero de Bodas y que está siendo gestionado por la sociedad local de cazadores para atender, especialmente, los cotos periféricos de la Sierra, «a los que nadie más atiende».

El presidente de ARRECAL ha insistido tras la visita en que «los cazadores y las gentes del pueblo son los únicos que están trabajando sobre el terreno y llevando el alimento a los animales con sus propios medios; allí no hay animalistas ni ecologistas ni nadie… solo cazadores». De esta forma, la Sierra de la Culebra tiene futuro, «pero solo si el sector cinegético arrima el hombro y da la cara, como pasa siempre que nos enfrentamos a desgracias como esta». Felipe Vegue se ha mostrado convencido de que «con el trabajo de los cazadores y de las gentes de buena voluntad se podrá recuperar esta zona».

«Después de muchos años en los que nadie se ha ocupado de este paraje natural, ahora es el momento de demostrar que estamos dispuestos a trabajar por esta España vaciada y a menudo olvidada», ha añadido el presidente de ARRECAL.