fbpx

Pedro Sánchez, abucheado en Cáceres, responsabiliza al cambio climático de los incendios en España

Un grupo de afectados por los incendios de Monfragüe recibieron a Pedro Sánchez y Guillermo Fernández Vara con críticas y abucheos en el Puesto de Mando Avanzado situado en el Puerto de Miravete. Durante su comparecencia, el presidente del Gobierno culpó al cambio climático de las más de 70.000 hectáreas arrasadas ya por el fuego este verano en España.

Pedro Sánchez y Fernández Vara en Monfragüe
Pedro Sánchez y Fernández Vara en Monfragüe. © Europa Press

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha apelado este lunes a administraciones y partidos a hacer de las políticas medioambientales políticas de Estado para afrontar lo que considera una evidencia: «El cambio climático, mata».

Sánchez ha hecho esta reflexión tras visitar junto al presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, la zona del incendio en la localidad cacereña de Casas de Miravete que afectó al Parque Nacional de Monfragüe y que ha provocado que hayan sido arrasadas unas 3.000 hectáreas.

Pedro Sánchez ha compadecido frente a los medios de comunicación lamentando la muerte del Brigadista de 60 años ayer en Zamora, culpando además al cambio climático de los últimos incendios: «Quisiera que mis primeras palabras fueran de cariño y solidaridad con el brigadista de la Junta de Castilla y León que falleció ayer Daniel Muñoz Varas, que representa a muchísimos trabajadores y trabajadoras de los servicios locales y autonómicos y fuerzas de seguridad que se sitúan en primera línea de fuego para tratar de evitar el desastre climático que provocan estos grandes incendios», ha declarado Sánchez. «El cambio climático está detrás de las olas de calor que provocan los incendios», ha añadido. 

Por último, el presidente ha recordado que ya son 70.000 las hectáreas las arrasadas en los últimos días por el fuego, remarcando que se trata casi del doble de la media de la última década: «En lo que llevamos de año se han registrado 11 grandes incendios, también el doble de la media de la última década».

Pedro Sánchez posa junto a los terrenos afectados por el incendio de Puerto de Miravete (Cáceres) © EUROPA PRESS

Los ganaderos de Monfragüe reciben con abucheos a Sánchez y Fernández Vara

Un grupo de afectados por los incendios, entre ellos ganaderos que han perdido sus animales por el incendio de Monfragüe, recibieron a Pedro Sánchez y Guillermo Fernández Vara con críticas y abucheos en el Puesto de Mando Avanzado situado en el Puerto de Miravete.

A las puertas del área de servicio que se encuentra en ese mismo lugar, las quejas fueron generalizadas. Varios ganaderos y vecinos recriminaron al presidente de la Junta de Extremadura, que esperaba la llegada de Pedro Sánchez, que la comarca y sobre todo el parque nacional, estaban sin limpiar ni desbrozar desde hace al menos tres años. «Ha faltado coordinación y limpieza», le repetían una y otra vez a Fernández Vara, también en presencia de varios agentes de la Guardia Civil, que no tuvieron que intervenir.

Los ganaderos le trasladaron a Fernández Vara toda su indignación por lo sucedido y, si bien en su presencia lo hicieron con educación y sin aspavientos, cuando les dio la espalda el presidente de la Junta fue despedido con fuertes silbidos. Durante la conversión, le espetaron frases como éstas: «La culpa es de Pedro Sánchez», aunque otro intervino a la vez: «De él y de los anteriores, de derechas y de izquierdas, de todos, esto viene de hace muchos años porque no nos dejan hacer nada». El presidente extremeño aguantó los abucheos y se marchó del lugar para recibir al presidente del Gobierno, que llegaba en esos momentos.

«Lo que mata es la falta de gestión, no el cambio climático»

El pasado 10 de junio la Asociación de Amigos de Amigos de Monfragüe advertía: «Un incendio en Monfragüe acabaría con la vida dentro del Parque Nacional en poco más de cuatro horas». Cuatro semanas después, el jueves, se originaba un fuego cerca de Casas de Miravete que se colaba sin oposición al corazón de la reserva.

Las llamas han arrasado en torno a 2.500 hectáreas en la zona pero, ¿se podría haber evitado? Francisco Castañares, ex director general de la Agencia de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura y presidente de la Asociación de Amigos de Amigos de Monfragüe, denunció hace un mes que la dirección del parque llevaba desde 2019 sin realizar labores de limpieza. «Tres años de abandono y desidia por parte de la Junta de Extremadura (Consejería de Transición Ecológica), que pone en máximo peligro nuestra más preciada joya natural». Y añadía los siguientes datos: «Las 1.500 hectáreas del monte de utilidad pública, pertenecientes a Serradilla, incluidas dentro del parque nacional, son un auténtico polvorín listo para arder. El resto del parque, algo más de 15.000 hectáreas, aun con otro tipo de vegetación, está en condiciones similares».

En una entrevista reciente en el programa de actualidad ‘Cuatro al día’, Castañares ha sido preguntado sobre las declaraciones de Pedro Sánchez sobre los incendios a lo que ha respondido: «Lo que mata es la falta de gestión, no el cambio climático. (…) Me hace mucha gracia cuando los responsables políticos salen en los medios de comunicación diciendo sobre las condiciones del viento y del calor, la falta de humedad… Oiga, si usted no tiene competencias ni sobre el viento, ni sobre el calor, ni sobre la falta de humedad… No tiene un termostato para regularlo. Donde usted tiene competencias clarísimas es en el combustible».

«La gente, en el caso de los incendios, la mata la falta de gestión, la falta de responsabilidad de la Administración. Lo llevo diciendo desde hace años. Hay que hacer gestión, hay que reducir combustible, hay que hacer tareas de prevención», ha añadido Castañares. Y ha finalizado su intervención en el programa televisivo diciendo: «Cuando se pase todo esto y no seamos portada van a continuar diciendo que es el cambio climático. No señor, el cambio climático lo que hace es acelerar los efectos de la mala gestión. Pero la base de lo que está ocurriendo es la mala gestión, de la Administración central y de las Administraciones autonómicas».