fbpx

Pesca una monstruosa sama roquera de más de 13 kilos: «Creía que estaba soñando»

Este pescador captura una descomunal sama roquera en Tenerife. Así es como lo logró capturar a este pez también conocido como urta.

La sama roquera pescada por Pedro Pérez. © P. P.

Los grupos de pesca desde costa en redes sociales ardían este viernes: una sama roquera (Pagrus auriga) de más de 13 kilos de peso sorprendía a todos. La pescó el pasado jueves, 18 de marzo, Pedro Javier Pérez, un pescador oriundo de Tacoronte, en Tenerife, que «fue a pasar la tarde, sin más» a la dársena de San Andrés (también en Santa Cruz de Tenerife) y acabó pescando una captura que ni él mismo se podría creer, como así confiesa en declaraciones a Jara y Sedal.

La sama roquera más grande que este pescador había podido conseguir pesó 3,5 kilos, por lo que esta la superó en casi diez kilos de diferencia: «Fue una monstruosidad. Cuando la vi, creía que estaba soñando. Fue increíble», narra aún anonadado Pérez a este medio.

¿Qué especie es esta?

La sama roquera es una especie característica de las costas canarias. Pertenece a la familia de los Sparidae y del género de los pargos como la mojarra, el bocinegro, el sargo o el dentón. Aunque puede pesar hasta los 11 kilos en ejemplares extrañísimos, este pescador la ha conseguido de más de 13. En algunas zonas de España también se le llama urta, especialmente en la costa gaditana. Cuando los ejemplares son más pequeños, suele tener unas bandas anaranjadas en su cuerpo.

Picada en el segundo lance y lucha de 25 minutos

La picada llegó en el segundo lance que este pescador efectuó con su caña de spnning, una Cinnetic con carrete del mismo nombre. «Le tenía puesto un señuelo con una imitación a pulpo y la verdad que no me esperaba que picase tan rápido», relata Pérez.

Cuando sintió a la sama roquera tirar, lo primero que hizo fue armarse de paciencia, puesto que sabía que en la lucha el enorme pez no le iba a dar tregua: «Fui aflojando o cerrando el carrete según veía que la lucha era más o menos intensa hasta que, al final, logré cansarlo después de 25 minutos de tensión», describe Pedro.

Sobre todo, el pescador temía por el hilo utilizado, que no estaba preparado para capturas tan imponentes y con tanta fuerza, ya que era de 0,20 mm en la línea normal y, en el bajo de línea, de 0,60mm.

Final feliz… ¡y al horno!

Al final, la pugna tuvo un epílogo feliz y terminó por sacar al animal cansado a la orilla. Tras ello, y no pudiendo fotografiarlo en el lugar por la falta de luz (ya que eran las ocho menos cuarto de la tarde), acudió a casa y fue su hijo el que tomó la imagen con la captura antes de arreglarla y pasarla al horno al día siguiente: «¡Estaba exquisito!», exclama por último el pescador.

Este es el aplaudido vídeo de un pescador tras capturar a una urta que no da la talla en Cádiz

El pescador, mientras libera a la urta. @ Facebook
El pescador, mientras libera a la urta. @ Facebook

El siguiente vídeo es uno de los más emotivos que se han publicado en los últimos días en el mundo de la pesca en todo el país. Está protagonizado por un pescador andaluz y una urta, un pez de la familia de la dorada, la mojarra, el sargo, el cachucho y el dentón que se encuentra principalmente en la costa gaditana. Este es el vídeo.