fbpx

Sako S20 Hunter: un excelente rifle híbrido para caza y tiro

Hemos tenido la ocasión de probar en el campo de tiro el rifle Sako S20 Hunter, un arma que puede convertirse en la versión de tiro con solo cambiar la culata y la delantera. Estas han sido nuestras impresiones.

Sako S20
Carlos Vignau, redactor de Jara y Sedal durante la prueba. © Ángel Vidal

Está claro que el gusto de los cazadores en todo lo relativo a equipamiento y armas de fuego ha sufrido una transformación a lo largo de los años. Poco a poco, y con la salvedad de algunos enamorados de lo clásico entre los que confieso encontrarme, los rifles sintéticos se han abierto camino a empujones, dominando la escena recechista a nivel global. Es difícilmente imaginable a un cazador joven que salga en busca de un buen rebeco armado con un roble macizo colgado del hombro. Pesos más livianos, resistencia a prueba de bombas y precisión garantizada son los tres pilares sobre los que se sustentan armas como el Sako S20 Hunter. Hemos tenido la ocasión de probarlo y estas son nuestras impresiones.

Un rifle con dos caras

En el titular de esta prueba anuncio que estamos ante un rifle híbrido y es que así es como lo denomina la propia firma. El motivo es fácil de entender: un Sako S20 Hunter puede convertirse en un S20 Precisión (la versión de tiro) con tan solo cambiar la culata y la delantera. Con este sencillo gesto puedes convertir tu arma diseñada para los recechos más exigentes en un rifle perfecto para cualquier situación dentro de un campo de tiro. Nada más sacarlo de la funda te das cuenta de que estás ante un arma diferente, un rifle del siglo XXI. Sus líneas, modernas y vanguardistas, conforman un arma compacta, realmente agradable al tacto. Da la sensación de soportarlo todo. Sako tiene una fama bien merecida en cuanto a la fabricación de sus cañones. En este caso nos encontramos un fantástico cañón flotado y acanalado con el fin de reducir el peso lo máximo posible. Además, cuenta con piezas forjadas y martilladas en frío, con recubrimiento Cerakote, rosca en la boca del cañón con cubrerosca. La técnica de forjado con martillo en frío cambia la estructura del acero, aumentando su dureza y haciendo que la vida del cañón de su rifle sea más larga. Hay que destacar que desde Sako aseguran que la precisión del equipo es sub-MOA.

Un arma configurable

La culata ergonómica del Sako S20 Hunter ha sido diseñada pensando en el máximo confort y ergonomía de tiro en cualquier situación. El objetivo no es otro que ofrecer el mejor y más ergonómico agarre para mejorar la precisión sin comprometer la comodidad. La empuñadura de pistola con orificio para el pulgar tipo thumbhole está fabricada en un material sintético único, suave y de alta calidad, con una textura similar a la del cuero, lo que proporciona un agarre óptimo en cualquier condición climática. Este rifle está provisto de carrillera regulable en altura mediante un sencillo sistema que permite ajustar la medida para que el ojo del cazador esté siempre en línea con el visor con una sola mano con tan solo oprimir un botón. Además, también se puede modificar la longitud de la culata mediante espaciadores ubicados en la cantonera. Cada pieza mide 5 milímetros y se entrega de serie con dos unidades. Por otro lado, esta culata está equipada con eslingas Quick Detachable (QD) en ambos lados que permiten una fijación rápida y fácil de la correa porta fusil, favoreciendo la comodidad.

Un solo chasis

El chasis del rifle S20 está fabricado con aluminio de calidad aeronáutica, y proporciona la máxima rigidez, robustez y, por tanto, precisión. El peso se ha optimizado sin comprometer la rigidez del rifle. Además, el chasis de aluminio no se ve afectado por las duras condiciones meteorológicas, manteniendo una precisión constante incluso en situaciones de clima cambiante. Por otro lado, las superficies anodizadas en negro del chasis le confieren una superficie antirreflectante.

Construcción robusta

Este rifle cuenta con carril Picatinny de serie, mecanizado directamente en su cañón. Esto favorece que la estructura general del arma sea mucho más sólida y rígida en comparación a las instalaciones de monturas habituales. De esta manera siempre permanecerá anclado en su sitio sin verse alterado por las condiciones meteorológicas.El cerrojo está fabricado en acero inoxidable de alta calidad y resistente a la intemperie, la camisa del cañón tiene un núcleo de acero y la bola del cerrojo es intercambiable. La posición acodada es perfecta y facilita la repetición del disparo. Cuenta con tres tetones en la cabeza y un ángulo de giro limitado a 60 grados. Si hablamos del seguro hay que mencionar que es de dos posiciones y cuenta con una retenida situada por delante del mando que permite cargar y descargar sin riesgo alguno.

Gatillo ergonómico

Porque ningún cazador es idéntico a otro, Sako ha pensado que lo mejor es idear un sistema de disparo configurable a cualquier morfología. De esta manera, esta pieza se puede adaptar a diferentes tamaños de mano desplazando el gatillo hacia atrás (3 milímetros) o hacia delante (4 milímetros) con una llave Allen. Por supuesto, la presión del disparador también se puede ajustar a las exigencias de cada cazador, siendo esta entre 1 y 2 kilos. Por otro lado, el diseño ancho y suave del gatillo distribuye la presión a un área mayor, mejorando así la sensación de sensibilidad. El cargador está fabricado en un compuesto reforzado con fibra de vidrio muy robusto, un material duradero que no se ve afectado por los cambios de temperatura. De esta manera, si el cargador se cae al suelo no cambia su estructura, al contrario que un cargador de metal, lo que garantiza una alimentación fiable en todo momento. El S20 viene equipado con un cargador de cinco cartuchos (tres mágnum), y hay disponibles cargadores de diez cartuchos (siete mágnum) como accesorio.

Sus características

Arma: Rifle de cerrojo.

Calibre probado: 6,5 Creedmoor.

Longitud del cañón: 51 cm.

Calibres disponibles: .243 Win., .270 Win., 6.5 PRC, 6,5 Creedmoor, 7mm Rem Mag., .308 Win. y .300 Win. Mag.

Cañón: martillado en frío.

Culata: tipo thumbhole. 

Cargador: extraíble.

Cerrojo: con tres tetones.

Gatillo: regulable entre 1 y 2 kilos.

Seguro: de dos posiciones.

Peso: 3,4 kg.

Precio: desde 1.945 hasta 2.130 euros.

Comercializa: www.sako.fi

Distribuye: www.bbi.es

Así lo probamos

YouTube video

Después de varios días de lluvia por fin pude desplazarme hasta el campo de tiro para comprobar de primera mano las bondades del Sako S20 Hunter. Este novedoso rifle venía equipado con un visor Burris Four e 2,5-10×50 con retícula iluminada, pensado para la caza a rececho, aunque también es muy válido en montería, batida o, incluso, aguardo. Beretta Benelli Ibérica incluyó en el envío una caja de balas de la misma firma Sako en calibre 6,5 Creedmoor con la punta Power Head Blade de 120 grains.

Con todo listo, ubiqué una diana a 100 metros exactos de la boca del cañón. Desconocía si el rifle estaba o no colimado por lo que un tiro más lejano me parecía una temeridad. Además, el propósito de esta prueba no era, ni mucho menos, el de poner a tiro el arma, sino comprobar cómo de bueno era su funcionamiento y si la agrupación asegurada por la marca era real. En total disparé en seis ocasiones: las tres primeras detonaciones me sirvieron para familiarizarme con el mecanismo de disparo y el retroceso del arma. He de decir que ambas cosas me sorprendieron gratamente. El gatillo ofrece al cazador una sensación de fiabilidad absoluta, es muy directo y responde a las necesidades de los tiradores más exigentes. Por otro lado, era la primera vez que disparaba un 6,5 Creedmoor y me encantó. El retroceso es muy débil y lo considero un calibre óptimo para pasar una mañana de tiroteo en cancha y entrenar. Las agrupaciones fueron decentes, pero quería disparar otra ronda de tres con toda la atención puesta en hacer blanco de forma adecuada. Ya conocía el gatillo y el calibre por lo que sólo tenía que respirar profundo y asegurarme de no fallar. La diana final –en la foto– es la prueba definitiva de lo cómodo que me sentí. Tres balazos, dos de ellos superpuestos, justo por debajo del 10 a 100 metros. En definitiva, si estás buscando un arma modular, ligera y resistente que ofrezca precisión absoluta, el Sako S20 Hunter puede ser tu compañero de recechos durante décadas.